El Flaco y un punto gordo

Negri está en goleador. Anoche marcó por dos y empató cuando Santamarina ya festejaba

CIPOLLETTI (AC).- Lo ganaba, se lo dieron vuelta y en el final logró empatarlo (2-2). Si bien fue en La Visera de Cemento, por las idas y vueltas del partido hay que decir que el punto ante el único líder Santamarina le sentó bien a un Cipolletti que continúa en la buena senda. Como ocurrió el miércoles en Mendoza y por la Copa Argentina (1-0), el albinegro encontró la alegría en una de las últimas bolas del cotejo. Aquella vez fue Nahuel González el héroe, y anoche le tocó a Oscar Negri. En un pestañeo, el conjunto local pasó de la alegría a la tristeza en la etapa inicial. Es que se había puesto en ventaja con un gol dedel Flaco Negri y, si bien con dificultad, manejaba el trámite. Pero en dos minutos el conjunto de Tandil dio vuelta la historia y se fue al descanso con mucha tranquilidad. Como en las últimas presentaciones, a los muchachos de Domingo Perilli le faltó juego asociado y circulación de pelota. Para colmo, se las tuvo que ver con un puntero de la zona sur que tiene un plantel largo y con mucha jerarquía. En Cipo Marcos Lamolla fue caudillo (y otra vez la figura), Manuel Berra tuvo un buen primer tiempo en el medio y Kevin Guajardo se debatió para generar peligro por las bandas. Pero eso no bastaba para llevar peligro hasta el arco de Bertoya. Las respuestas no aparecían por tierra, pero sí surgieron por aire cuando a los 25’ el juvenil Alexis Villacorta ejecutó una pelota parada y el Flaco Negri la peinó y clavó en un ángulo. Tercer partido al hilo que convierte el volante. El 1-0 ofreció algo de tranquilidad, pero Santamarina tuvo aplomo y no desesperó. Es más, de a poco copó el medio, se hizo cargo de la pelota y llegó a la igualdad a los 34’, cuando después de un tiro libre y un rechazo, el balón le llegó a Marcelo Barreña y el defensor convirtió un verdadero golazo. Si ese fue un duro golpe para el local, qué decir del 2-1 que marcó Ángel Prudencio, quien aprovechó la siesta de Villacorta y Manuel Madrid, y colgó a Guillermo Ferreyra. En el complemento Cipolletti fue en busca de la igualdad y se expuso. Mingo Perilli movió el banco, cambió el doble “5”, puso cuatro delanteros y el local llegó al empate en una de las últimas jugadas, a los 45’ y con polémicas. Antes, Alecha tuvo su chance a los 9’, todos gritaron gol con un cabezazo de Lamolla que se fue lamiendo uno de los palos y Santamarina tuvo tres chances clarísima. La mejor, en una contra sobre los 40’ que no pudieron abortar Villacorta y Madrid, que tuvo a Strada mano a mano con Willy Ferreyra, y que terminó con una definición muy mala. Entonces, en la última de Cipo, Weisser lanzó un centro cruzado, Bertoya fue por la pelota, Alecha arremetió, pareció falta al arquero, la pelota se le escapó de las manos y el Flaco Negri la empujó a la red. Llegaron los empujones, algo de caos y el final, con un punto que para el albinegro, dadas las idas y venidas del cotejo, es bastante bueno.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios