El gasto de llevarse materias a marzo en Neuquén

Para evitar que repitan el año, muchos padres envían a sus hijos a clases de apoyo. Llegan a desembolsar hasta 5.500 pesos por cuatro asignaturas.

Estudiar en verano, una decisión costosa

NEUQUÉN (AN).- En días de verano una de las preocupaciones de gran parte de los jóvenes estudiantes es aprovechar al máximo sus tres meses de vacaciones. Pero hay otros que no sufren la misma suerte. Son aquellos adolescentes que, por diferentes motivos, no alcanzaron a cumplir con las exigencias de las materias durante el ciclo lectivo y ahora tienen que rendirlas en febrero.

Para los que se llevaron más de cuatro materias pasar de año se convierte en un objetivo que requiere una doble inversión: de tiempo, por parte de los estudiantes, y de dinero, por parte de la familia. Es que en los casos en que hay en juego cuatro asignaturas o más hay una tendencia a apostar a la ayuda de instituciones educativas privadas.

En el Centro de Estudio Xerebro, ubicado en San Martín al 600, asisten unos 100 chicos desde la segunda semana de enero hasta mediados de febrero y ocho profesores se encargan de ayudarlos en casi todas las materias del secundario.

Para recibir ayuda, una familia debe desembolsar entre 3.200 y 5.500 pesos si el adolescente debe prepararse en cuatro materias.

Una de las profesoras del lugar comentó que quienes acuden a las clases de apoyo “son chicos que tienen más de cuatro materias”. Claudia Estéfano, representante legal de la institución, especificó que “cuando son muchas materias, desde cuatro hasta nueve, los padres optan por profesores para que no pierdan el año”.

Omega, con sede en San Luis 345, es otra institución a la que recurren unos 60 jóvenes, trabajan ocho profesores y donde también se evidencia un panorama similar. Allí la tendencia está dada por estudiantes de primer año que no bajan de cuatro asignaturas desaprobadas. “Antes venían con dos o tres, ahora pasan las cinco”, detallaron desde Omega.

Tamara Stowhas, responsable del lugar, destacó que “hay muchos chicos de primer año con muchísimas materias para rendir, ocho tienen algunos” y lamentó que estén “al filo de repetir”.

160 alumnos concurren a dos de los institutos que preparan para rendir.

Costosa inversión

Esta situación se da porque quienes se llevan desde una a tres materias optan por estudiar solos y sin clases de apoyo. Es que el margen para pasar de año son tres materias previas y recibir ayuda de profesionales implica desembolsar varios cientos de pesos. En casos extremos de varias materias adeudadas es cuando los padres piensan en los profesores como la única solución para preparar a los chicos para la mesa de febrero.

Trabajar sobre un programa completo puede costar desde 900 a 1.500 pesos con tres clases semanales y, dependiendo cada institución, se pueden acordar descuentos con las familias si el joven precisa asistencia con varios programas.

Datos

Para recibir ayuda, una familia debe desembolsar entre 3.200 y 5.500 pesos si el adolescente debe prepararse en cuatro materias.
160 alumnos concurren a dos de los institutos que preparan para rendir.

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora