El intendente de Vista Alegre maneja todos los hilos del poder

La oposición no tiene peso en la política local. Ernesto Meschini decide sobre el mercado laboral.

Ernesto Meschini, el intendente de Vista Alegre, comenzó a trabajar en política junto al ex legislador Raúl Pascuarelli.
VISTA ALEGRE (AN).- Al intendente de Vista Alegre, Ernesto Meschini, no le gusta que lo comparen con el patrón de una estancia. Pero la realidad indica que desde su despacho, adornado con una fotografía del gobernador Jorge Sobisch, controla los hilos de la localidad mientras intenta consolidar su objetivo inmediato: continuar al frente del gobierno municipal.

Meschini no sólo maneja el municipio con un presupuesto anual de 1,8 millón de pesos. También ejerce influencia sobre la única radio del lugar, tiene quórum propio en el Concejo Deliberante y decide sobre el destino de 600 cajas de alimentos, 500 bonos de gas y 350 subsidios mensuales para los desocupados. Además, es el responsable de designar a los trabajadores rurales que buscan acceder a un puesto de trabajo en los diferentes galpones de empaque que funcionan en Vista Alegre.

En este pueblo de 3.000 habitante, dividido en cuatro sectores -Norte, Sur, Costa de Reyes y Ruca Luhe-, se respira olor a oficialismo a cada paso y poco es el lugar que queda para la crítica.

En Vista Alegre, o se trabaja como empleado estatal en el municipio, respaldando el proyecto de Meschini, tal como lo admitió el propio intendente en diálogo con «Río Negro», o se lo hace en las galpones de empaque o en las chacras cosechando frutas durante la temporada.

Para acceder a un puesto en la actividad rural es necesario contar con el visto bueno de las autoridades municipales, ya que existe un convenio con las empacadoras para «darle prioridad a la gente de acá», indicó el intendente. «Por eso tenemos que hacer nosotros los listados, para que la gente de Centenario no nos saquen los puestos de trabajo», justificó la medida.

Finalizada la cosecha, el único ingreso posible para los desocupados son los subsidios del Estado porque la actividad comercial es prácticamente nula. Y Meschini controla toda la asistencia social que la provincia le envía a su municipio.

Desde 1995, año en que Vista Alegre dejó de ser un barrio de Centenario y adquirió la autonomía municipal, Meschini se convirtió en el primer y único intendente del lugar. Asumió en 1995, fue reelecto en 1999 y busca la re-reelección en las próximas elecciones de este año, ya que al tratarse de un municipio de segunda categoría se rige por la ley de municipalidades que le permite continuar en el poder.

Forjado política

Daniel Ridao, ex candidato de la Alianza, dice que el modelo de Meschini es similar al de Sobisch.
mente en el sector interno del Movimiento Popular Neuquino (MPN) que tiene como referente al ex gobernador Felipe Sapag, Meschini ingresó en 1985 como colaborador del diputado provincial emepenista, Raúl Pascuarelli, en la Legislatura provincial. También se desempeñó como preceptor en las escuelas y como secretario en colegios de la localidad.

Opositor desde un principio a la autonomía de Vista Alegre, porque Pascuarelli es de Centenario y siempre se opuso, el actual intendente decidió sumarse al reclamo de diferentes sectores para conseguir el municipio propio cuando Jorge Sobisch dio el visto bueno antes de finalizar su primer mandato como gobernador neuquino.

Meschini, al igual que muchos otros amarillos, es un hombre que responde a Sobisch y ha aplicado un modelo de control similar, sobre todo en materia de medios de comunicación.

La única radio del lugar está bajo la dirección del director de Turismo, Prensa, Ceremonial y Protocolo del municipio. Esta persona, además de cobrar su sueldo en el municipio, recibe publicidad oficial en la radio.

Por otra parte, los empleados municipales y afiliados al MPN que días atrás se mostraron en contra de su proyecto, fueron separados de sus puestos de trabajo y recluidos en un salón cercano al despacho del intendente donde la única tarea que se les encomendó fue la de cumplir un horario. «Yo los hice entrar acá, me deben lealtad, y si no les gusta mi proyecto que se vayan», indicó el intendente.De todas formas anunció que hoy serán reasignados en sus puestos laborales.

«A mi Meschini me hace acordar a Sobisch», aseguró Daniel Ridao, agente sanitario de Vista Alegre y ex candidato a intendente por la Alianza en 1999. «En todo momento mezcla lo personal y lo emocional con la político y administrativo», precisó.

El ex candidato aliancista no dudó en señalar que Meschini maneja el municipio de la misma forma que lo hacen los «patrones de estancias».

Lo mismo señalaron los sectores opositores que fueron consultados por este medio durante el día de ayer. Raúl Parra, concejal por la Alianza, presentó diez pedidos de informes al intendente, todos vinculados a gastos de sueldos, y nunca obtuvo una respuesta porque en el Deliberante, sobre siete concejales, el MPN tiene cuatro bancas, el peronismo dos y la Alianza una.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora