El «Jabalí» no pudo escapar a Neuquén

Intentó hacerse el dormido durante un control en un colectivo de larga distancia

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- De manera casual y durante un procedimiento de rutina, los agentes de la policía Caminera detuvieron al peligroso delincuente conocido como «El Jabalí», cuando escapaba hacia Neuquén a bordo del interno 338 de la empresa «El Valle». Los agentes detuvieron el micro a las 23.30 del sábado, y al supervisar la cantidad de pasajeros localizaron al «Jabalí», que simulaba estar dormido ante la presencia de los policías.

El delincuente juvenil podría ser alojado preventivamente en la alcaidía, dado que cumplió 18 años el pasado 5 de mayo, fecha ansiosamente esperada por las autoridades policiales desde que este malviviente comenzó a producir desmanes y graves episodios delictivos.

En su carácter de menor de edad el delincuente cometió decenas de delitos de distinto calibre, pero en los últimos meses estuvo mucho más activo y son más graves los hechos que se le imputan.

Cansado de que le roben los vidrios y otros efectos de su auto, y como paso previo a administrar justicia por mano propia, el 31 de enero Javier Quelín sindicó al «Jabalí» como autor del robo del parabrisas de su Renault 18, pero la policía no lo detuvo.

El 14 de marzo, doce jóvenes capitaneados por el «Jabalí» fueron sitiados en el departamento 115 del barrio 154 Viviendas, porque se negaban a que la policía ingresara al departamento donde estaban refugiados y amenazaban con autolesionarse si utilizaban la fuerza para entrar. Tampoco querían salir, porque afuera los esperaba una patrulla del Bora, ni aceptaban ser trasladados a la comisaría 28 del barrio Alto, a cargo del procedimiento, aduciendo que en esa dependencia iban a ser golpeados por la policía.

Varias horas después se entregaron, en presencia del juez, y tres de ellos asumieron la responsabilidad por el robo que motivó la intervención policial.

La situación se había originado en un hecho ocurrido esa mañana, luego de que varios jóvenes golpearan y asaltaran a un taxista, y se refugiaran en ese departamento.

El «Jabalí» recuperó la libertad esa misma tarde, dos días después fue denunciado por golpear a una vecina en la calle, y a fines de marzo fue detenido porque participó del asalto a una vivienda en el que un vecino recibió cuatro balazos. En esa oportunidad lo detuvieron y fue alojado en uno de los hogares de contención de la provincia, pero pocos días después burló la custodia de sus celadores y se escapó.

foto: El «Jabalí» se atrincheró en marzo, y sólo salió cuando llegó el juez.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios