“El ministro del rescate” va a Magallanes a negociar

Buscan aprovechar la popularidad de Golborne.

SANTIAGO.- El ministro chileno Laurence Golborne, famoso por su papel en el rescate de los mineros, encara una crucial negociación con líderes de una protesta por un alza en el gas que mantiene paralizada desde hace seis días a la Patagonia chilena, al día siguiente de que el gobierno anunciara que aplicará una severa ley de seguridad para mantener el orden.

Golborne, quien además de ser ministro de Minas fue nombrado en Energía con el mandato de solucionar cuanto antes el paro contra un alza en el gas, viajó ayer a la sureña ciudad de Punta Arenas, 3.000 kilómetros al sur de Santiago, para reunirse con los representantes cívicos que lideran la protesta.

El presidente Sebastián Piñera confió en la alta popularidad de Golborne para que retome negociaciones, quebradas este fin de semana luego de la Asamblea Ciudadana –entidad cívica que lidera las protestas– rechazara la oferta del gobierno de un alza en el gas de 3% (contra el 17% original) a la espera de una ley que regule las próximas alzas.

A su llegada a Punta Arenas, Golborne aseguró que la petición de la Asamblea de 0% de alza es “poco razonable” considerando que existe “inflación y un mayor costo de los suministros de energía”, pero se mostró abierto al diálogo para llegar a una pronta solución.

El paro se inició el pasado miércoles, después de que la empresa estatal ENAP anunciara un alza del precio justificada por las pérdidas de la compañía y la necesidad de invertir en nuevas exploraciones, argumentos rechazados por los magallánicos, quienes acusaron a Piñera de no cumplir su promesa de mantener el precio de este combustible.

El gobierno acusa a un “sector minoritario de la Asamblea” de mantener la región paralizada y “poner la situación económica de la región en conflicto”, según señaló el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

Las movilizaciones, que suman seis días y dejan dos personas muertas, mantienen las principales rutas de acceso a la capital y al aeropuerto cerrados con piquetes.

Entre las 3000 personas afectadas, unos 600 argentinos que intentan cruzar por el extremo sur de Chile se encontraban varados por las protestas.

“Un nuevo piquete (bloqueo) en una localidad del extremo sur de Chile, a tres kilómetros de la aduana fronteriza, impide el paso hacia o desde Argentina de unos 600 viajeros”, dijo Eleonora De Maio, secretaria general de gobierno de Tierra del Fuego.

El estrecho de Magallanes obliga a los argentinos del extremo sur a pasar por rutas de Chile y usar un transbordador para viajar a cualquier otro punto de su país.

Por otro lado, el sector turístico, una de las principales fuentes económicas de la región, ha sido afectado por los cortes de rutas que conectan con Argentina, así como los caminos que se dirigen al emblemático parque nacional de Torres del Paine.

Con el objetivo de mantener el orden en la región, el ejecutivo anunció el domingo que invocará la Ley de Seguridad Interior del Estado contra los detenidos por los eventuales desórdenes, que según aseguraron fuentes policiales a la AFP, suman 200 desde el inicio del conflicto.

El texto legal, instaurado en 1975 bajo la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990), sanciona los delitos contra el orden público y a quienes “impidan el libre acceso a puentes, calles, caminos u otros bienes de uso público semejantes”.

En este sentido, el domingo empezaron a surgir las primeras voces contrarias al paro.

(AFP/DyN)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora