El papa intensifica la lucha contra el lavado

Más control a todos los negocios y transferencias

AP

ROMA (DPA) – El papa Francisco anunció ayer en una carta apostólica medidas para combatir el lavado dinero y la financiación del terrorismo en el seno del Banco Vaticano: la supervisión, regulación y transparencia se intensificarán en el Instituto para las Obras de Religión (OIR). El decreto establece una “supervisión preventiva” de las actividades financieras, en línea con las recomendaciones de expertos del comité Moneyval, el órgano de control del Consejo de Europa para la lucha contra el blanqueo de capitales, que recientemente revisó la institución. El “motu proprio”, emitido en pleno agosto, demuestra la voluntad del papa Francisco de limpiar las finanzas del Vaticano. “Deseo renovar el compromiso de la Santa Sede en adoptar los principios y ejecutar los instrumentos jurídicos desarrollados por la comunidad internacional, adecuando aún más el orden institucional con el fin de la prevención y la lucha contra el blanqueo, la financiación del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva”, escribió el pontífice argentino en el documento. Sobre todo se aumentará el control y regulación de los negocios a través del consejo de supervisión Aif. Además una nueva comisión de seguridad financiera coordinará en el futuro la lucha contra el lavado de dinero de las autoridades responsables de la Santa Sede y del Estado Vaticano. Siete miembros de la comisión representarán, además de al consejo de supervisión, al la Secretaría de Estado del Vaticano, la fiscalía general y las autoridades de seguridad. Francisco está planeando una revisión del IOR como parte de una reforma más amplia de la Curia, el órgano de gobierno del Vaticano, según afirman los expertos. Su predecesor Benedicto XVI escribió también en diciembre de 2010 una carta apostólica pidiendo la reforma del IOR. En sus 71 años de historia, el IOR ha sido vinculado al fraude y el lavado de dinero en varias ocasiones, y sigue bajo investigación por la Justicia italiana. Sin embargo, en los últimos años ha hecho un esfuerzo por la limpiar su imagen. Dos gestores de alto rango del banco dimitieron el mesa pasado tras el arresto de monseñor Nunzio Scarano, un prelado de alto nivel acusado de haber pagado 400.000 euros (522.000 dólares) a un oficial de inteligencia para que transfiriera de forma ilícita 20 millones de euros desde suiza Italia. Scarano está siendo investigado por lavado de dinero de más de 500.000 euros retirados en cantidades pequeñas desde sus cuentas en el IOR, para no levantar sospechas.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora