«El petróleo es mío, suyo, señor y señora argentinos»

Sí, el petróleo es de todos los argentinos pero resulta que la nafta la pagamos carísima,¿qué clase de dueños somos? Como si fuéramos los que no tenemos derecho a nada, ni niquiera a poder usar convenientemente este combustible y todo por culpa de las pésimas concesiones innecesarias que comenzaron con el primer gobierno de Menem, sus allegados y, por supuesto, con la complicidad de gobernadores de provincias, senadores y diputados y así fueron mal concesionando todo con la excusa de que era necesario privatizar. Esto, lamentablemente, fue llevándonos a perder casi todo el patrimonio de los argentinos.

Confieso que como muchísimos, yo también en los ´90 era gran ignorante y pensaba que muchas empresas del Estado, que supuestamente daban pérdida, tenían que privatizarse, como YPF, por ejemplo, decían que daba pérdidas. ¡Mentiras!, obtenía ganancias y el Estado daba trabajo a más de 40.000 personas, claro, pérdida porque el que podía robaba, tanto los empleados como los políticos, éstos últimos eran los que ocasionaban el daño mayor y así por más ganancia que haya, cuando todo el mundo mete la mano en la lata, no hay empresa que aguante.

Antes del nefasto gobierno de Menem, la nafta nos costaba 0,10 centavos de dólar y el que tenga dudas consulte a los archivos del diario «Río Negro» de 1989, igual YPF ganaba.

Hoy, las empresas que poseen concesiones tienen que hacer una declaración jurada del petróleo que extraen, ¿cómo comprobamos que dicen la verdad? Ahora resulta que se habla de renovar concesiones antes de que venzan sus contratos. ¡Vergonzoso!, nuestros políticos siguen regalando a futuro nuestro petróleo.

Ni hablar de la mineria que le da al país el 1% de lo extraído,¡sí, leyó bien, el 1%!, me dan asco. Los argentinos pueden y están capacitados de explotar sus riquezas, sólo falta decencia y voluntad política.

Así que como Menen regaló el país; la presidenta, los gobernadores, los senadores, los diputados son los que pueden revertir la situación, investigando si estas concesiones son constitucionales y si son respetadas, en caso contrario rescindir los contratos y no hablar más de consesionar, sí estatizar pero con riguroso control y públicas finanzas y al que fuese sorprendido robando: cárcel, por robar patrimonio argentino; también despedir a holgazanes, así demostrarán que son verdaderos políticos, dignos como personas, que dejaron a sus hijos y a sus nietos un país maravilloso y no lo que es hoy lamentablemente, porque como sigan regalando la riqueza terminaremos sumidos en la pobreza y por supuesto también ustedes,quizá algunos con dinero, pero su conciencia y entornos sucios. Por culpa suya, señores políticos, hoy tenemos una delicuencia con violencia en aumento nunca antes vista y con una gran ignorancia creciendo, debido a contratos fraudulentos, adjudicaciones directas, puestos claves a personas que no tienen la experiencia ni la capacidad ni la honestidad necesarias, ocasionando esto descontrol y robos, todos estamos pagando las consecuencias y aunque muchos se refugien en los country ya nada es seguro.

También les digo a todos los familiares de los políticos que cuestionen a sus parientes, les reclamen cambios y no sean cómplices, porque de seguir esto en aumento vamos a terminar en un caos total como el que ya estamos empezando a padecer. Los políticos pueden llenarse los bolsillos pero no pueden vivir en paz, porque vean que ya no pueden salir tranquilos a las calles ni sus familiares, principalmente sus niños que son los más expuestos.

Espero que muchos tomen conciencia y dejen de decir o pensar: yo, ¡qué puedo hacer! Porque el cambio lo hacemos todos, por ejemplo no votando a políticos que son denunciados.

Horacio C. E. Marcote, DNI 11.233.956

Neuquén


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios