“El proyectil es compatible con los que usa la Policía”

Dictamen del perito en el caso del profesor Barreiro

Archivo

NEUQUÉN (AN).- El proyectil que hirió al profesor Rodrigo Barreiro “es compatible con los que podrían dispararse con cartuchos 12/70 con los que cuenta la policía” que “sabemos que estaban presentes entre las fuerzas policiales el día del hecho”. La “hipótesis más razonable es que la herida sea el resultado de un disparo”. Estas son algunas de las conclusiones del experto Rodolfo Pregliasco, uno de los que participa en la investigación de la herida que sufrió Barreiro durante la represión policial frente a la Legislatura el 28 de agosto pasado, cuando se aprobó el acuerdo entre la provincia e YPF. “Este informe confirma nuestra hipótesis” de que la agresión provino de la policía, dijo el abogado querellante Pablo Gutiérrez. Añadió que hoy se realizará un examen microscópico de las ropas que vestía la víctima, las cuales según otro perito “no fueron preservadas correctamente” por lo que es una incógnita si el estudio dará algún resultado. Barreiro tiene un proyectil alojado en el cuerpo, esférico, de entre 8 y 8,5 milímetros de diámetro. El perito Pregliasco, experto del Centro Atómico Bariloche, fue uno de los que estuvo en la reconstrucción del hecho realizada el 24 de octubre pasado. En su informe, conocido ayer, señala que el proyectil que hirió a Barreiro es compatible con los que utiliza la policía. “Esta es una gran coincidencia pero no implica que necesariamente deban ser descartadas otras posibilidades”. En ese sentido señala que “queda investigar las armas de aire comprimido que disparen proyectiles calibre 8/8,5 milímetros”. A criterio de Pregliasco, “el disparo debió provenir desde el nivel de la calle”. Barreiro estaba en la Ciudad Judicial, contigua a la Legislatura, en un sector elevado. Sobre la distancia del disparo, el experto admitió que “no lo sé a ciencia cierta”, pero aclaró: “la fuerza del impacto parece ser bastante baja, así que establecemos como límite máximo probable, los 120 metros”. En el mismo sentido indica que “es razonable pensar que más allá de los 100 metros aproximadamente, las postas de plomo pierden suficiente velocidad como para llegar con poca fuerza de impacto”. Cuando ocurrieron los hechos, el gobernador Jorge Sapag declaró que el disparo provino “aparentemente de una tumbera, de un arma de fabricación casera”. Lo único parecido que registran fotos y filmaciones es un mortero, que según Pregliasco “no parece un tipo de arma capaz de disparar con fuerza elementos pequeños”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios