Macetas ecológicas: ¿querés aprender a hacerlas?

Yerba, café, cáscaras de naranja y limón y cáscaras de huevos, todo sirve y es útil para estas espectaculares macetas ecológicas y biodegradables. En esta nota te enseñamos cómo realizarlas.





¿Macetas ecológicas? Si. Indudablemente son muchos los beneficios al realizar este tipo de macetas o recipientes y es por todo lo que les aportan algunos“ residuos” a las plantas. ¿Cómo? por el valor nutricional que proporcionarán al sustrato a medida que vayan degradándose naturalmente y que las diferentes especies terminarán por absorber a través de sus raíces y agua.

Desde la realización de los llamados semilleros, ideales para plantines- tanto de huerta, como de jardinería- hasta macetas de todo tipo ya sea, para el uso exterior o interior.

En el caso de la utilización de semilleros son muy útiles porque se evitará de esta manera la manipulación de la planta en su etapa de crecimiento y fragilidad y no correrá el riesgo de ser dañadas porque estarán listas para ser trasplantadas al lugar destinado y a medida que el recipiente se degrade aportará importantes nutrientes.

Pero estos recipientes también pueden tener una vida más extensa y duradera empleando algunos ingredientes que ayuden a proteger su armado.

Paso a paso, cómo hacer la maceta ecológica

Para hacer recipientes medianos, chicos o semilleros, necesitaremos restos de cartón de cualquier tipo, cáscaras de huevos, restos de yerba, saquitos de té, agua, vinagre y harina.

1.- Cortar el cartón en pequeños pedazos y sumergirlo en algún balde o recipiente con agua caliente. Dejarlo en reposo por 24 horas.

2. Luego, colar el cartón despedazado en el agua caliente. Tratar de terminar desmembrar los pedazos que quedan. Muchos, en esta parte suelen utilizar algún tipo de electrodoméstico como procesadora o con la ayuda de morteros añadiendo agua bien fría.

3- Una vez que se tenga el cartón bien triturado, filtrarlo nuevamente utilizando un colador o también un pedazo de rejilla metálica para luego comenzar a compactarlo hasta lograr tener una masa formando un bollo. Para esto utilizaremos nuestras propias manos, se aconseja utilizar guantes. Es aquí donde hay que comenzar a agregar los ingredientes previamente seleccionados como residuos orgánicos, ya sean cáscaras de huevos, en este caso deberán estar previamente molidas; yerba, que puede ser húmeda o seca previamente al sol, o café (también seco).

4- Empezaremos al amasado a medida que vamos agregando los restos orgánicos seleccionados. No hay una “medida exacta” para estas cuestiones. Se van incorporando y si la masa se torna demasiada compacta se nivela agregando agua y también un chorro de vinagre, fundamental para la preparación. Por último, agregamos la harina. Particularmente las que realicé, utilicé 1 ½ taza de las medianas, sobre una masa de aproximadamente 2 kilos. La masa debe ser blanda, no dura y consistente a la vez.

Posteriormente procederemos al moldeado y para eso yo utilicé tapas de desodorantes, pero se pueden usar todo tipo de recipientes, se cubren antes con algún nylon o papel filmm y se van cubriendo con pedazos de la preparación amasada. Es opcional agujerear en la base, si se trata de hacer semilleros, este tipo de orificio no es necesario realizarlo.

Una vez cubiertos por totalidad los moldes con la masa, se procede al secado de manera natural dejando a pleno sol. Muchos usan un secado a horno que dura aproximadamente entre 20 minutos y medio hora, a temperatura mediana, dependiendo del horno de cada uno. (Particularmente opté por el secado natural, por el tipo de moldes que utilicé). Una vez secas, se procede a desmoldar y están listas para ser utilizadas.


¿Cómo hacer para que tengan más durabilidad?

En primer lugar, estas mismas macetas realizadas con la receta mencionada, se pueden pintar con algún tipo de acrílico protector o lácar. Antes de realizar este paso, se les puede pegar rodajas de naranjas y limón, previamente secadas a temperatura natural, alrededor de cada recipiente. En los bordes se les puede pegar tiritas de cáscaras de limón y naranjas. Una vez decorado a gusto se coloca la capa protectora.

Sin embargo, también existe otra forma de realizar estos recipientes biodegradables con más duración y es incorporando plasticola, a la receta de la masa ya mencionada. También se puede utilizar el tradicional engrudo hecho con harina y agua.

Otra forma de realizar estos recipientes

-Existen otros tipos de recetas más durables y es con el uso del engrudo (agua y harina). En este caso las medidas deben tener la misma cantidad de agua y harina. Una vez armado el engrudo se cocina a fuego lento revolviendo con un utensilio de madera hasta que la preparación se torne espesa. Se retira y se deja enfriar agregando de 8 a 10 gotas de vinagre por taza de harina utilizada. Revolver la preparación para que el vinagre se penetre bien. Proporcionarle vinagre a esta clase de macetas con una vida más extensa es fundamental porque evita que estas se pudran.

Una vez que la mezcla se pueda manipular se le agrega el aporte residual, previamente molido en el caso del uso de cáscaras de cítricos, cáscaras de huevos, sino café o yerba mate y se comienza a amasar. Se puede agregar si la mezcla lo requiere, yerba mate usada pero seca para despegar de las manos. Se procede de igual manera dando las formas como se prefiera para armar el recipiente. Una vez secado se procede a pintar con una mano de protector o lacar.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Macetas ecológicas: ¿querés aprender a hacerlas?