Encuentros para no olvidar

Son puntuales. Apenas marca las ocho de la tarde el reloj y muchos de ellos ya están ahí, desplegando álbumes sobre la mesa rectangular que el Museo Vintter de General Roca prepara todos los jueves para recibirlos.

Van con ganas. Se nota, y lo cuentan. Que esperan ansiosos el jueves, que no quieren faltar, que son capaces de pelearse con la esposa, con tal de ir.

Podría decirse que los integrantes del Centro de Filatelia y Numismática de Roca (Cefinuro) también coleccionan encuentros. Desde su constitución, el 1 de noviembre del año pasado, se han dado cita semana tras semana para compartir, entre mate y charla, lo que hacen, lo que juntan y lo que les gusta.

“La idea de crear el Centro nace cuando me mudo a Roca. Me encontré con una ciudad muy linda, con mucha gente, pero sin un lugar donde poder juntarme”, explicó Sergio Cocciarini, fundador de Cefinuro.

Allá de donde vino, Bahía Blanca, las reuniones de coleccionistas eran un hecho. Aquí en Roca tuvo que empezar de cero para conseguir repetir la experiencia, que tantos placeres le había dado en su ciudad natal.

Hoy el Cefinuro cuenta con unos 25 o 30 coleccionistas. Monedas, estampillas, sellos, encendedores, habanos y llaveros son algunas de las colecciones que pasan o pasaron por el Museo en los encuentros de los jueves. “Acá no hay discriminación de sexo, de edad o colección: todos pueden venir”, invitó Sergio.

“Para hacer esto necesitás, primero la pasión: si no sos un apasionado de lo que querés coleccionar, vas muerto. Después tiempo y, sí, algo de plata” explicó. Y si, por más elementos que se acumulen nunca se llegue a la meta, advirtió que no hay que preocuparse: “es el cuento sin fin, pero eso es lo que te mantiene vivo, buscando y compartiendo esto, esta charla, estos mates”.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios