China dominará la cadena de suministro para energía solar hasta 2026

China invirtió más de 130.000 millones de dólares en la industria solar en 2023. Se estima que poseerá más del 80% de la capacidad mundial de fabricación de distintos componentes para la producción de energía solar entre 2023 y 2026.

Según un informe reciente de la consultora Wood Mackenzie, China poseerá más del 80% de la capacidad mundial de fabricación de la cadena de suministro para generar energía solar entre 2023 y 2026. En 2023, China invirtió más de 130.000 millones de dólares en esta industria.

Huaiyan Sun, consultor senior de Wood Mackenzie explicó que «la expansión de la fabricación solar en China ha sido impulsada por altos márgenes para el polisilicio, las actualizaciones tecnológicas y el desarrollo de la fabricación local en los mercados extranjeros. China seguirá dominando la cadena de suministro solar global y continuará ampliando la brecha tecnológica y de costos con los competidores».

Se prevé que más de un teravatio (TW) de capacidad de obleas, células y módulos entre en funcionamiento para 2024. Esto significa que la capacidad de China es suficiente para satisfacer la demanda global anual desde ahora hasta 2032, según los pronósticos de Wood Mackenzie.

Las políticas gubernamentales en distintos países estimularon el aumento de la fabricación solar local, pero todavía no son competitivas en costos en comparación con la oferta china. Según el informe, un módulo fabricado en China es un 50% más barato que el producido en Europa y un 65% más barato que el de Estados Unidos.

Estados Unidos e India anunciaron más de 200 gigavatios (GW) de capacidad de módulos planificada desde 2022, impulsada por la Ley de Reducción de la Inflación (IRA) en los EE. UU. y el Incentivo Vinculado a la Producción (PLI) en la India.

«A pesar de los considerables planes de expansión de módulos, los mercados extranjeros todavía no pueden eliminar su dependencia de China para las obleas y las células en los próximos tres años», expresó Sun.

China seguirá siendo el líder tecnológico mundial con sus anuncios de construir más de 1.000 GW de capacidad de células tipo N, la tecnología de próxima generación después del tipo P. Esto representa 17 veces más capacidad que el resto del mundo. Fuera de China, se prevé que la India supere al Sudeste Asiático como la segunda región de producción de módulos más grande para 2025.

Por otra, parte, las preocupaciones sobre el exceso de oferta en el mercado se dirigen a líneas de producción antiguas que generan productos de menor eficiencia, como las celdas tipo P y M6. Según los analistas de Wood Mackenzie, la demanda de células tipo P comenzó a disminuir en 2023 y esperan que represente solo el 17% de la oferta para 2026. 

“Sin lugar a dudas, el exceso de oferta obstaculizará algunos de los planes de expansión actuales. En los últimos tres meses se han cancelado o suspendido más de 70 GW de capacidad en China”, explicó Sun. Por eso, más allá del prometedor panorama para el país, la industria de fabricación de energía solar en China está en un contexto con ciertas complejidades.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios