El saldo comercial energético sigue en rojo, aunque redujo su déficit

La diferencia en dólares entre las exportaciones e importaciones de energía arrojó un saldo negativo. Se espera que para fin de año se alcance el equilibrio.

La balanza comercial energética redujo su déficit durante agosto, en línea con la proyección oficial de alcanzar un “equilibrio” hacia fin de año. Se trata de la diferencia en dólares entre las importaciones y exportaciones de energía. En la comparación interanual se observa un rendimiento superlativo.

En el acumulado de los primeros ocho meses del año se registró un saldo comercial en rojo de unos 1.110 millones de dólares. Vale recordar que en el período entre enero y julio se había visto un resultado negativo de 1.129 millones de dólares.

Si comparamos el resultado que se obtuvo este 2023, en el período mencionado, con el mismo del año pasado, se ve una mejora de unos 4.017 millones de dólares (ver adelante). Lo que implica que, pese a seguir con déficit, hubo un mejor desempeño este año. 

Los datos son oficiales y se desprenden del último informe de Intercambio Comercial Argentino (ICA) del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).   

En números

US$ 4.017
millones de dólares más se gastó en el mismo período de 2022.

Los precios internacionales jugaron su partido este año y favorecieron al país en cuanto a lo gastado en importaciones, pero condicionaron las exportaciones. Este año los productos del sector que se comercializaron al exterior fueron más (en volúmenes), pero se recaudó menos.

Según datos extraídos del informe del Indec, los dólares generados por las exportaciones englobadas en la categoría Combustibles y Energía (CyE) de los primeros ocho meses del año fueron 5.065 millones de dólares. En términos interanuales significa una caída de 4,4% y es que en el mismo período del año pasado el acumulado fue de 5.296 millones de dólares.

En números

US$ 10.423
millones se gastó en importaciones del sector durante los primeros 8 meses de 2022. Este año, en el mismo período, fue de US$ 6.175 millones.

En lo que hace a importaciones, en el período de análisis se gastó un total estimado por el Indec de 6.175 millones de dólares. En 2022, los desembolsos en los mismos meses acumulados habían sido de 10.423 millones de dólares. Esto significa que en estos 8 meses hubo una sostenida caída del 40,8% y se disminuyó el gasto en unos 4.248 millones de dólares interanual.

De esta manera, los datos oficiales dan cuenta de que el saldo comercial acumulado de los primeros ocho meses del año arrojó un saldo negativo de 1.110 millones de dólares, mientras que en el mismo período del año pasado se registró déficit de unos 5.127 millones de dólares. Esto significa que, pese al rojo, hubo un menor gasto por 4.017 millones de dólares.

La proyección oficial es que el 2023 cerrará con un saldo comercial positivo en unos 100 millones de dólares. Las consultoras especializadas del sector anticiparon que el resultado podría ser un tanto más elevado (270 millones de dólares).

De cumplirse la estimación sería una buena noticia para el país y se revertiría el déficit de más de 4.500 millones de dólares que arrojó el saldo comercial energético en 2022.


Saldo comercial: las exportaciones e importaciones en agosto


A nivel nacional y durante el octavo mes del año se registraron exportaciones por un total de 658 millones de dólares que equivalen a una caída interanual de un 15,3%. En el mismo mes del año pasado se exportaron 777 millones de dólares.  

Según indicaron desde el Indec, esto se debió a una baja de 25,4% en los precios, ya que las cantidades aumentaron 16,2%. El descenso se debió fundamentalmente a la menor venta de carburantes (-109 millones de dólares).

En números

16,2%
es lo que aumentaron las cantidades exportadas, pero el saldo se condicionó por una caída en los precios del 25,4%.

Respecto a las importaciones, en agosto hubo compras al exterior por un total de 610 millones de dólares, una caída interanual del 54,3%. En el mismo mes del año pasado el gasto fue de 1.336 millones de dólares.

En este caso, la caída de 726 millones de dólares (54,3%) se dio por una caída del 32,5% en los precios y de 31,7% en las cantidades. De todos los subrubros, combustibles y lubricantes elaborados fue el que más cayó, por una cifra de 578 millones de dólares).


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios