Las nuevas fronteras del crudo argentino

El avance de la exploración del offshore y del primer pozo horizontal con destino a la formación Palermo Aike siembran esperanzas. En ambos casos se apunta a la producción de petróleo, con la expectativa adicional de diversificar los focos de trabajo.

Redacción

Por Redacción

El segmento de la exploración atraviesa uno de los momentos de mayores expectativas de los últimos años ante el inminente primer pozo con destino al offshore de la Cuenca Argentina Norte, pero además con otros proyectos más que interesantes en carpeta entre los que se encuentran Palermo Aike.

Las mayores esperanzas de la industria están en el offshore en donde se espera dar con una continuidad de los enormes recursos que se han descubierto en las costas africanas.

De ser una suerte de cuenca divida en dos por el Atlántico, la producción de petróleo del offshore argentino podría ser tan importante en términos de potencial, como la de Vaca Muerta, con una estimación de unos 200.000 barriles por día.

Pero en el offshore no solo se avanza con el pozo Argerich, el primer pozo que impulsan YPF y Equinor en el bloque CAN 100, a unos 340 kilómetros mar adentro de Mar del Plata.

Días atrás se realizó la audiencia pública para avanzar en la exploración de dos bloques cuya concesión de estudio tiene Equinor también pero que están en la Cuenca Malvinas Oeste.

Al mismo tiempo, en Santa Cruz avanza la perforación del primer pozo horizontal que realizan en conjunto YPF con la Compañía General de Combustibles (CGC) con destino a la formación Palermo Aike.

Esta exploración se da sobre un shale, como lo es Vaca Muerta, y en donde el foco de las compañías no está hoy en determinar si hay allí hidrocarburos, dado que ya se sabe que los hay. El punto es si son económicamente extraíbles.

De dar buenos resultados, tanto el offshore como el desarrollo no convencional en Palermo Aike, representarán no solo un salto productivo significativo para el país, sino también una diversificación en la ubicación y tipo de trabajos que realice la industria.

Aunque no será para ansiosos, ya que en ambos casos, si las exploraciones son exitosas, se tardarán años en lograr alcanzar altos niveles de producción, como los que hoy tiene Vaca Muerta, que después de todo, lleva más de una década en desarrollo.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora