Por qué hubo cortes sorpresivos de gas a industrias de Córdoba

La secretaría de Energía convocó para mañana autoridades e industriales de Córdoba para tratar la provisión de gas. Si bien hubo un mantenimiento en una planta de Vaca Muerta, desde Nación se acusó a una revendedora de gas de no dar los avisos correspondientes.

El Secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, convocó a una reunión para mañana a la tarde al Ministro de Industria, Comercio y Minería de Córdoba, Eduardo Accastello, y a la Unión Industrial de esa provincia para analizar la provisión de gas natural al sector, a casi una semana de que una treintena de industrias tuvieran reducciones sorpresivas en el suministro pese a que la causa de la menor inyección fue un mantenimiento programado en Vaca Muerta.

Los hechos comenzaron el miércoles pasado en la víspera del fin de semana XXL por Semana Santa. Ese día decenas de industrias de Córdoba recibieron notas de parte de, al menos, una comercializadora de gas natural para reducir de inmediato entre un 20 y un 30% su consumo.

En total, fueron cerca de 30 las industrias de Córdoba que se vieron afectadas por un problema que no solo se debió a la parada por mantenimiento programado de la planta de procesamiento de Aguada Pichana Este (APE) que opera la firma Total sino también a una maniobra, cuestionada desde el gobierno nacional, de una empresa comercializadora de gas.

A modo de aclaración, en el sistema de gas del país existes diversos actores: por un lado están las empresas productoras del gas, que son las que operan los pozos. En algunos casos esas empresas le venden directamente a algunas grandes industrias.

Pero en la mayoría de los casos, las industrias adquieren su gas a un revendedor, lo que se define como una comercializadora de gas, que se encarga de comprarle a una o varias productoras y luego revende ese gas a las industrias.

Precisamente allí fue donde estuvo el problema que derivó en un reclamo de parte de la Unión de Industriales y el ministro Accastello, ya que al menos una decena de industria debieron frenar sus procesos de forma imprevista y sin poder tomar los recaudos necesarios para no incurrir en gastos innecesarios como el personal que ese mismo día debió volverse a sus casas.

Desde el gobierno cordobés, Accastello solicitó por nota una reunión urgente con Martínez para conocer el alcance del recorte de gas a las industrias y su duración. Ya que remarcó: “Esta medida recientemente notificada a dichas empresas es de cumplimiento inmediato, impidiéndoles cualquier tipo de reprogramación operativa y provocando innumerables perjuicios por la falta de un recurso energético que resulta estratégico para el normal funcionamiento”.

El asesor de Presidencia, Ariel Kogan, explicó a Energía On que la parada de la planta de tratamiento de Vaca Muerta había sido debidamente informada con más de un mes de anticipación, y fue por eso que algunas industrias sí estaban al tanto del recorte por venir. También se reconoció que esta parada programada coincidió con un mantenimiento en Bolivia que disminuyó el gas disponible no para industrias sino para Cammesa.

Pero advirtió que una comercializadora de gas «esperó hasta último momento para ver si conseguía gas de otro productor y por eso informó sobre la fecha de la reducción de suministro».

“El ministro Accastello y algunas industrias de Córdoba deben reclamarle a la comercializadora de gas que no logro cumplir con sus compromisos de provisión a sus clientes, y encima de ello, les avisó tarde”, sostuvo Kogan y agregó que “no deben confundir incumplimiento de contratos entre privados con falta de gas”.

Tras lo que remarcó que «este año hay más gas que el año pasado, y las productoras están inyectando plenamente sus compromisos con el Plan Gas.Ar”.

Este tipo de irregularidades, si bien son entre privados, no es la primera vez que suceden. El año pasado otra comercializadora realizó un desbalance en el sistema de gas del país al entregar más gas que el que había adquirido.

En la nota de convocatoria firmada por Martínez se indicó que el Estado no regula tarifas ni cuestiones particulares en el abastecimiento del gas para la industria, ya que «esta liberado y se trata de acuerdo entre privados, que pactan y contratan desde el precio, la modalidad de entrega, los volúmenes y plazos, y la variación de los mismos, sin participación alguna del Estado».

Al respecto, Martínez respondió que «el diseño del Plan Gas.Ar garantiza un flujo creciente de gas para la Industria en general, cuyos precios, volúmenes y modalidades de provisión y abastecimiento, se contrata libremente entre las empresas industriales consumidoras, las empresas productoras de Gas, o las comercializadoras».

Un respuesta rápida al pedido de reunión de Córdoba, que también puede ser leída en términos políticos por tratarse de un distrito en donde el macrismo se siente con fuerza.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios