Entretenimiento sustentable y dentro de la casa

Es el motor de un emprendimiento nacido en Bariloche en el año 2013. Las hamacas de tela lograron el apoyo del INTI y hoy se comercializan vía web alcanzando a todo el país.

Redacción

Por Redacción

Seguro y divertido. Los chicos pueden disfrutar dentro de casa de un dispositivo sin enchufes ni pantallas.

El nacimiento de un emprendimiento suele suceder inesperadamente, en medio de las vivencias que atraviesan la vida de personas intrépidas a las que les cuesta mucho trabajo quedarse quietas.
Esa es la historia de Katherine Leonangeli, una comerciante de bariloche, que debió re configurar su vida de trabajo al momento de ser mamá. Con la llegada de su hija más pequeña en el año 2013, surgió la necesidad de combinar la crianza sustentable de sus hijos con su pasión por emprender. Así, decidió dejar el comercio que tenían junto a su marido y desarrollar lo que hoy es Hamacas Lamaquita.
“Todo comenzó con la idea de hacer un mueble, o algo con lo cual los chicos puedan entretenerse dentro del hogar. Los chicos pasan mucho tiempo dentro de la casa.
Mi intención era que no fuera un juguete, pero que tampoco tuviera enchufes, ni que significara estar delante de una pantalla. Así surgió la idea de una hamaca”, explica Katherine. “Cuando la hamaca salió a la venta, tuvo una excelente recepción, e incluso los adultos comenzaron a pedir si podíamos hacer algo para ellos”, agrega.
La puesta en marcha del proyecto y la venta al público significó el ingreso a un programa del Ministerio de Industria de la Nación, lo que trajo consigo el asesoramiento de diseñadores industriales y el apoyo del INTI.
La hamaca es fabricada íntegramente en los talleres ubicados en Bariloche. Se trata de un dispositivo de tela que tiene un solo punto de cuelgue montado sobre un enganche de metal y se coloca desde el techo ya sea sobre la madera, sobre una viga de madera, sobre metal o sobre hormigón. Se trata de un elemento cuya seguridad está certificada por el INTI, y es 100% sustentable con el medio ambiente. Soportan un peso de 120 Kg. en el caso de los adultos y de 70 Kg. en el caso de los niños.

“La idea era que no fuera un juguete, que no tuviera enchufes, ni que significara estar delante de una pantalla. Así surgió la hamaca”.

Katherine Leonangeli – Emprendedora Lamaquita


Agosto es especial para el emprendimiento. Ese mes es el cumpleaños de la marca y también se festeja el Día del Niño. Por ese motivo y aprovechando la ocasión en medio de la pandemia, desde Lamaquita lanzaron este año una iniciativa muy especial. Por cada compra van a donar una hamaca a un chico con necesidades especiales que no haya podido asistir a terapia fuera de casa a raíz de la cuarentena, entendiendo que las hamacas se han convertido en una ayuda esencial para que para muchos niños puedan auto regularse.
Como todo emprendimiento, los primeros años de vida del proyecto son duros, y a la vez son la llave para que la idea se asiente y logre establecerse como producto en el mercado. “Los primeros cinco años fueron muy parejos en cuanto a ventas. Recién hace dos años pudimos duplicar la cantidad de producto. Nos llevó mucho tiempo incrementar el volumen de producción”, relata Katherine.


Se trata además de un emprendimiento que desde el inicio aprovecha los canales de venta electrónicos, los cuales se han convertido hoy en imprescindibles dado el impacto de las restricciones impuestas por el Covid 19. “Hicimos el intento de colocar el producto en distintos puntos de venta, pero la verdad es que la venta electrónica es lo que más nos ha funcionado desde siempre”, cuenta Leonangeli.
El novedoso producto nacido en Bariloche ya llega a todo el país, y cuenta con un mercado desarrollado principalmente en Buenos Aires y Córdoba.

Dato

120 Kg
Los que soporta la hamaca de tela en el caso de los adultos. La seguridad está certificada por el INTI.

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios