Es posible antedatar un acta notarial, dice el fiscal

NEUQUEN (AN)- Al archivar la causa del escándalo de la cámara oculta, el juez Roberto Abelleira desincriminó al abogado Martín Segovia con dos argumentos: los escribanos no son funcionarios públicos, y por lo tanto no pueden ser pasivos de cohecho (coima) y es imposible antedatar un acta (lo que supuestamente pidió el abogado a cambio de dinero), porque los protocolos están sometidos a periódicos controles para evitar los espacios en blanco.

Al apelar el fallo, el fiscal Pedro Telleriarte puso en duda este punto. «Un escribano -dijo- puede dejar folios en blanco entre una inspección y otra (no los inspeccionan todos los días) o bien puede no haber confeccionado actuaciones por varios días (por ejemplo, se fue de vacaciones, estuvo enfermo, o simplemente no fueron requeridos sus servicios)».

«No lo hizo porque no quiso»

Añadió: «la denunciante López Alaniz, cuya intervención fue requerida el 7 de diciembre por Segovia, había confeccionado su última actuación el día 4». Es decir que la escribana no hizo el acta antedatada «no porque no quiso o no pudo, no porque era «imposible». En todo caso, consideró imposible trasgredir sus convicciones más profundas y decidió denunciar el hecho».

Por último, el fiscal le recomendó al juez que «si revisa las constancias que obran en la causa relativas a inspecciones realizadas en escribanías, verá que existen algunos casos en los que la última actuación era de varios días atrás. ¿Cómo no va a ser posible hacer una actuación antedatada?».

Rechazan una apelación

NEUQUEN (AN)- Las 600 fojas que reunió hasta ahora la causa de la cámara oculta llegarán hoy a la Cámara de Apelaciones, donde se resolverá el futuro de la investigación. Ayer, el juez Roberto Abelleira aceptó las apelaciones presentadas por la fiscalía y la defensa pero rechazó un escrito de Jorge Taylor, quien también apeló como querellante. El magistrado le desconoce ese rol.

Taylor considera que aún no está firme el fallo que lo dejó afuera del expediente, porque lo apeló ante el Tribunal Superior de Justicia. Sin embargo, el escrito que presentó ayer en el juzgado 3 le fue devuelto de inmediato.

De esta manera, las únicas apelaciones que siguen en carrera son las del fiscal Pedro Telleriarte y la del defensor Oscar Pandolfi. Telleriarte se opuso al archivo de la causa decidido por Abelleira, quien no aceptó como prueba los videos filmados con cámara oculta.

Pandolfi, en tanto, le reclamó al juez que dicte el sobreseimiento definitivo de Sobisch y Ferreyra. Los otros imputados, Martín Segovia y Eduardo Carbajo, no habían realizado ninguna presentación hasta ayer.

La Cámara que resolverá la cuestión es la misma que le negó a Taylor la posibilidad de ser querellante. No tiene plazos fijos para expedirse, y se especula que no emitirá un dictamen en el corto plazo. Se puede tomar como referencia que para resolver en la causa de la banda de los subsidios de Centenario demoró tres meses. En esa oportunidad revocó parcialmente algunas decisiones del juez y también le impartió algunas directivas sobre cómo debía continuar la investigación.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios