Estafa al Estado por 1.700 millones

Una maniobra delictiva que consistía en alterar datos del sistema informático de la Anses para pagar reajustes jubilatorios a quien no le correspondía o liquidar falsas "sentencias judiciales", fue descubierta por la Oficina Anticorrupción y denunciada ayer ante la Justicia. Serían 15 los empleados involucrados.

La Oficina Anticorrupción (OA) presentó una denuncia contra empleados de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), que habrían estafado al Estado en por lo menos 1.700 millones de pesos con jubilaciones «truchas».

La presentación del organismo, dependiente del Ministerio de Justicia, sostuvo que esos agentes de la ANSES supuestamente habrían violentado el sistema informático para incluir como beneficiarios de jubilaciones y pensiones a personas que no lo eran o actualizar y reajustar haberes que no existían legalmente.

Según la presentación, también se detectó la inclusión de aumentos en retribuciones a beneficiarios de la ANSES hasta alcanzar varios millones de pesos al año, bajo «pretexto de una sentencia judicial que así lo ordenaba, la que en realidad no existía o no reconocía tal aumento».

La denuncia fue presentada por el Director de Investigaciones de la OA, Manuel Garrido y quedó radicada ante la juez federal María Servini de Cubría, dijeron fuentes del Ministerio de Justicia.

Los empleados de la ANSES sospechados por las investigaciones de la Oficina Anticorrupción y que figuran en la denuncia son 15, aunque sus identidades no fueron dadas a conocer por los voceros.

Los hechos investigados estarían incluidos en la presunta comisión de los delitos de «fraude en perjuicio de la Administración Pública» y «asociación ilícita», según la denuncia.

Los involucrados son operadores del departamento de aplicaciones informáticas o de cómputos, dependientes de la Gerencia de Liquidación de Sentencias de la ANSES, organismo que la semana pasada fue intervenido por el Gobierno nacional mediante el nombramiento de Rodolfo Campero.

Según el escrito de la OA, en la Gerencia de Liquidación de Sentencias Judiciales y en el Departamento de Aplicaciones Informáticas de la ANSES se habrían producido «irregularidades que por su dimensión pueden haber afectado en gran medida el presupuesto de esa Administración».

Las investigaciones llevadas a cabo por los especialistas habrían detectado perjuicios para la ANSES por un total de 1.700 millones de pesos, estimaron las fuentes.

«Podemos afirmar – manifestó un vocero de la AO-que la maniobra consistía en que habría entre los operadores, referentes, empleados del archivo y del sector de cómputos una coordinación para detectar expedientes que estaban sin movimiento, en los que difícilmente sus beneficiarios se presentasen ante la ANSES, procediendo entonces a modificar sus haberes con la excusa de un reajuste por sentencia judicial inexistente».

También se sospecha en la OA de las identidades de empleados que constan como habiendo realizado la confirmación de aquellos pagos, ya que presumiblemente habrían sido falseadas adrede de forma que no se dejaran rastros. En el escrito, la OA pidió a la magistrado que cite a declaración indagatoria a los agentes denunciados.

Al enterarse de la presentación, el interventor Campero se comprometió a colaborar con la investigación «a fin de preservar los bienes del Estado y determinar los responsables». (Infosic,DyN)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora