“Están aquí, allá, en todos lados”



Observando cómo se mueven nuestros viejos y conocidos políticos a la hora de armar listas, se me ocurren varias hipótesis y ninguna de ellas es suficientemente válida para justificar a estos tipos. Como sociedad, y algunos como simpatizantes de partidos políticos, permitimos o aceptamos que nuestros candidatos figuren en varias listas y en varios cargos, como si fuera algo normal y no lo es. En nuestra vida diaria elegimos al carnicero, al verdulero, al plomero, al electricista, al médico, al obrero, pero no tenemos un electricista- médico- obrero- verdulero- carnicero- plomero, ya que si ello ocurriese nos parecería un despropósito que una sola persona se postulase para todas estas labores. Pero esto se lo aceptamos a los políticos, por lo que uno se puede postular para intendente y para diputado o para diputado nacional y diputado provincial o para gobernadora y primera diputada. Todo está bien, todo vale, por eso cuando los querés buscar están allí y están allá… están en todas partes. La ética y los valores son algo que esta gente perdió hace mucho tiempo y les voy a relatar una experiencia personal para que sepan de qué hablo. Mi hermano mayor era un gran jugador de básquet profesional y en una oportunidad en la ciudad de Olavarría, siendo el jugador más prestigioso de Loma Negra, le tocó dirigir a su equipo, ya que el entrenador se había enfermado. Mi hermano metía un promedio de 25 puntos por partido, pero esa noche no jugó ya que estaba de entrenador. Podría haber entrado, de hecho se lo pidieron, pero no lo hizo, ya que no quiso usar su autoridad de entrenador temporal sacando un compañero de la cancha y poniéndose él en su lugar. Su equipo perdió ese partido por seis puntos, cuando con mi hermano en cancha hubiese ganado. Mi hermano mayor me dio desde chico una lección muy grande sobre lo que la ética y la vergüenza significan, y en cuanto a nuestros actuales políticos un amigo me dijo algo que tal vez sea cierto. Dice que la mayoría de estos tipos son como los ratones: esta gente se envicia y no puede estar muy lejos del queso, por eso se reciclan y tratan de cualquier manera de estar aquí y allá. Lo único que nos queda como población es votar diferente, sacarnos de encima los mitos que nos dicen que o son unos o son los otros y que no hay posibilidad para una tercera opción. Tanto en nuestra ciudad, en nuestra provincia y en nuestro país existen otras opciones. Alejemos a los ratones del queso, no votemos a quien nos trae una chapa o un pedazo de pan cada cuatro años, no votemos a quien nos quiere arriar como ganado en una combi. Votemos gente honesta y capaz, los conocemos, son nuestros vecinos. Animémonos a decirles que no a los de siempre y estaremos sembrando una verdadera esperanza hacia el futuro. El poder está en nosotros no en ellos. Jorge L. Fernández Avello, DNI 12.862.056 Bariloche

Jorge L. Fernández Avello, DNI 12.862.056 Bariloche


Comentarios


“Están aquí, allá, en todos lados”