Farizano propone acordar autoridades partidarias

“Las internas implican desgaste y rispidez por la disputa por el afiliado. Si podemos llegar a un consenso lo haremos”, dijo el intendente. Advirtió que no pondrá “condiciones previas”.




Leonardo Petricio

“La concentración de poder no es buena”, sostuvo el intendente.

NEUQUÉN (AN).- El tiempo de tregua para “sanar” las heridas de la ultima interna, ese que el intendente de Neuquén, Martín Farizano, planteó apenas ganó las internas para gobernador, terminó. Luego de reasumir al frente de la municipalidad, se metió de lleno en la elección de autoridades partidarias y propuso crear una “comisión partidaria” para evitar que se resuelvan por una interna. No descartó la opción, pero en su caso, será la última. “Las internas implican desgaste y rispidez por la disputa por el afiliado. Si podemos llegar a un consenso, lo haremos”, dijo el intendente, quien dio a entender que no aspira a presidir el partido y que ese puesto sería uno de los puntos a negociar. Por estos días, la UCR provincial debe definir entonces la manera en la que renovará sus autoridades. Es una doble definición, ya que al mismo tiempo se estará decidiendo el desembarco del partido en el escenario electoral de 2011. Aquí también el intendente fijó postura. Crítico con la anterior conducción, recordó que tuvo “cinco derrotas” en los últimos procesos electorales y evaluó que “ha pasado un tiempo considerable desde la última elección”, por lo que “estamos en condiciones de convocar a los correligionarios y crear una comisión partidaria”. Ese espacio, en el que Farizano espera sentar a todos los sectores del partido -consideró que si Quiroga decide ir por afuera, como trascendió en los últimos días, sería “un error”- se encargaría de fijar posturas de cara al 2011. “Me he cansado de decir: no pongo condiciones previas e ineludibles, porque eso sería no estar dispuesto a negociar”, respondió Farizano respecto de las exigencias que plantearía su sector, que en espectro partidario, concentra su poder en el comité capital de la UCR. “La concentración de poder no es buena. Si se es candidato a gobernador o intendente, concentrar también las autoridades partidarias no es bueno; marea”, agregó. Impone límites El intendente no sólo se autoexcluye, sino que también impone límites al resto. Se desprende que el marco de un acuerdo posible para Farizano también excluiría a Quiroga, en caso que opte por pelear por la intendencia capitalina, o a Néstor Burgos, que desde la presidencia del Concejo Deliberante lleva meses de campaña. Si logra imponer su posición, ninguno de los candidatos ocuparía espacios internos de relevancia.


Comentarios


Farizano propone acordar autoridades partidarias