Frenaron a Patti y aprobaron a Borocotó

Actualizado a las 19:46

BUENOS AIRES (DyN) – Los nuevos diputados juraron hoy en una sesión tumultuosa y tensa, donde se rechazó la asunción del ex comisario Luis Patti por las denuncias por violaciones a los derechos humanos y Eduardo Lorenzo Borocotó debió jurar bajo una ensordecedora silbatina por su apresurado salto al oficialismo. La tirantez que envolvió el inicio de la sesión preanunció la polémica que estallarían cuando se trataron las impugnaciones contra Patti.

Incluso antes del comienzo, un centenar de manifestantes repudiaba en la calle el ingreso del policía retirado mientras en el hall de entrada había quedado encajonado una veintena de militantes del Partido Unidad Federalista, la fuerza de Patti. Cuando en el recinto el diputado José María Cantos repasó las cinco impugnaciones contra el legislador cuestionado, que incluyen denuncias de torturas y vinculaciones con el terrorismo de Estado de la última dictadura militar, en los palcos superiores la agrupación HIJOS desplegó un cartel que pregonaba «Patti genocida».

Los simpatizantes del acusado respondieron a los gritos y repitieron sus insultos cada vez que un legislador se manifestó en contra del impugnado. Por momentos, el griterio volvió imposible seguir los discursos. La disputa se cerró con el peso de los votos. Una mayoría de 212 legisladores apoyó el giro a la comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento, la encargada de analizar los argumentos en contra de la asunción de Patti, e impidió que jurara junto al resto de los diputados electos. Apenas 8 votaron a favor y 9 se abstuvieron.

El macrismo luego intentó dejar afuera a Borocotó por su pase repentino al kirchnerismo, pero el oficialismo y el ARI tomaron distancia, advirtieron que sólo avalaban como justificación para impedir la jura de un diputado las denuncias de violaciones a los derechos humanos. Así, por 124 votos sobre 102, la cámara avaló la jura. Pero igualmente fue un verdadero calvario para Borocotó, que fue silbado e insultado desde que abandonó su butaca, mientras juró y cuando se retiró cabizbajo. Luego, finalmente, el clima se distendió. Las familias y amigos que había acompañado a los nuevos diputados pudieron desplehgar sus cámaras, gritar los nombres de los legisladores y aplaudir.

En el tramo final, los diputados eligieron a sus nuevos diputados. No hubo sorpresas. El kirchnerismo nombró a Alberto Ballestrini como presidente de la cámara y a Patricia Vaca Narvaja en la vicepresidencia primera. El radical Fortunato Cambareri fue designado vicepresidente segundo y el tercer lugar quedó vacante por la disputa entre el macrismo, que promueve a Alicia Comelli (Movimiento Popular Neuquino) y el duhaldismo, que reclama el lugar para Eduardo Camaño. La definición quedará para marzo, cuando comiencen las sesiones ordinarias.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios