Gran Bretaña perdonará la deuda a 32 países

Lo anunció un ministro de Blair durante la cumbre laborista.

LONDRES (Télam-SNI).- Gran Bretaña condonará la parte que le corresponde de la deuda de 32 países pobres contraídas con el Banco Mundial (BM) e instó a las demás naciones del Grupo de los 7 (G7) a que sigan su decisión, que será presentada oficialmente en la asamblea anual conjunta del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el BM en Washington este fin de semana.

«Renunciaremos a nuestra parte del débito multilateral de los países pobres que están en vías de reforma», anunció el ministro de Finanzas británico, Gordon Brown, quien pidió «a otros países que nos sigan para que las naciones más endeudadas se vean aliviadas de la carga de la deuda multilateral impagable».

La decisión, anunciada anoche durante un discurso pronunciado ante 400 militantes laboristas en Brighton, sudeste de Gran Bretaña, involucra a casi el 10 por ciento de la deuda que los 32 países menos desarrollados, sobre todo africanos, tienen con el Banco Mundial y el Banco Africano de Desarrollo, y supondrá una asignación anual de unos 150 millones de euros hasta 2015. La medida del gobierno británico será pre

sentada oficialmente el próximo viernes en Washington, durante la reunión anual del FMI y el Banco Mundial, y apunta a presionar al sus socios del G-7 a reaccionar en igual sentido, y entre ellos Francia y Canadá podrían anunciar planes similares.

Bolivia, Guyana y Nicaragua, están entre los países latinoamericanos que primero se beneficiarían con la iniciativa, y Honduras accedería en una segunda etapa, según di

jeron a la cadena británica BBC fuentes del Ministerio de Finanzas en Londres.

«A pesar de que no existe un acuerdo internacional sobre el 100 por ciento del alivio de la deuda multilateral, el Reino Unido hará más», prometió Brown. «Saldaremos la parte que nos corresponde de los pagos de los países de bajos ingresos que acojan las reformas. Pagaremos por ellos la porción que le deben al Banco Mundial y al Banco de Desarrollo Africano que le corresponde al Reino Unido», precisó.

Irak, siempre presente

 

Pese a los intentos de los dirigentes de enfocar la conferencia anual del Partido Laborista en temas nacionales, el conflicto en Irak arrojó su sombra sobre la reunión, en momentos en que el partido discute estrategias para retener la confianza de la población frente a las elecciones nacionales que se esperan para el año próximo.

La guerra en Irak ha erosionado la confianza pública en el primer ministro Tony Blair y el discurso de Brown fue visto como un esfuerzo para reforzar su importancia dentro del partido.

Pero el descontento por Irak continuó siendo uno de los temas dominantes al margen de la conferencia. Los delegados han votado para debatir el desempeño de Gran Bretaña en Irak, y hoy votarán si debería fijarse o no una fecha para que los soldados británicos regresen a su país. Si bien la votación no será vinculante, podría arrojar un resultado incómodo para Blair.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora