“Hay cláusulas confidenciales, no secretas”

Leonardo Petricio

NEUQUÉN (AN).- El presidente de la Comisión de Hidrocarburos, Luis Sapag (MPN), dijo que “en este momento no hay otra opción” de explotación de los recursos de Vaca Muerta que la que presenta YPF y Chevron, porque las empresas operadoras no aceptan el modelo que propone el gobierno nacional plasmado en la ley de soberanía hidrocarburífera. “A largo plazo puede ser, pero tenemos que seguir a YPF que fue la que hizo los 64 pozos exploratorios”, recalcó. Indicó que el único resorte que tiene la provincia es ser el ente de aplicación y control de la concesión: es “el único mecanismo que tiene para participar”. Destacó las normas ambientales como la restricción del uso de agua del subsuelo que “está funcionando en los 300 pozos no convencionales que ya están desde el 2007”. Señaló que YPF fue la que inventó la fractura vertical porque hasta ahora se hacían en forma horizontal, que es lo que permitió poner en valor el recurso de Vaca Muerta. Dijo Sapag que en el expediente se encuentra el flujo de fondos, el modelo económico que dice que va a haber una facturación de 72.000 millones de dólares los cuales 11.000 millones son impuestos a las ganancias y 12.000 millones son ingresos a la provincia por regalías, Ingresos Brutos, Sellos y tasas de medioambiente y compra de agua. Contó que restando los costos le quedan a la empresa unos 22.000 millones de dólares, “por lo que no veo dónde está el saqueo” y que “cuando más saquen, se van a ampliar esos volúmenes”. Explicó que hasta ahora Vaca Muerta era un recurso geológico y ahora va a pasar a ser una reserva, es decir que se declara la comercialidad y se preguntó: “¿Cómo va a ser un saqueo si el gas viejo de Loma La Lata se lo paga a 60 centavos de dólar el millón de BTU y el gas de este proyecto es 7,50, el doble de lo que se paga en Estados Unidos y un par de dólares menos de lo que le pagamos a Bolivia?”. “No hay saqueo y el tema de las cláusulas ocultas es falso porque no hay que confundir confidencialidad con secreto”, subrayó, e indicó que la confidencialidad es normal entre empresas en la cuestión técnica como la propiedad intelectual como de los movimientos financieros. “El tema de la UTE entre YPF y Chevron no se trata en la Legislatura y seguro que tienen cláusulas de confidencialidad, pero no secreto”, dijo.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios