«¿Hay justicia en Neuquén?»

El 26 de febrero de 2006 efectivos de la Comisaría 1ra. realizaron un procedimiento en el que estaba al mando el oficial Pablo Olivera. Para que recuerden, este procedimiento fue en el barrio Sapere, donde un hombre de una supuesta profesión (mecánico) perdió un ojo por una posta de goma.

Al año siguiente a raíz de dicho procedimiento fue a juicio el cabo primero Rubén Andrés Pintos (P.R.K.) siendo condenado a cinco años de prisión efectiva por los delitos de lesiones y lesiones graves, recaratulada a una semana del juicio a vejaciones. Este efectivo tenía un legajo personal intachable de diez años de servicio, pero eso no sirvió de nada. Jamás se le dio derecho a una digna defensa, desestimándole todos los recursos que él mismo pidió a la Justicia provincial por un mal enjuiciamiento y ser inocente de culpa y cargo.

Éstas son preguntas, que sólo hay que razonar poco, para que realmente se haga justicia para una persona inocente:

¿Por qué el oficial Pablo Olivera fue trasladado a otra comisaría?

¿Por qué el oficial Pablo Olivera ocultó pruebas? ¿Lo comprometían? ¿Por qué no se realizó una debida investigación?

¿Se condenó a Pintos por no ser hijo de… o conocido de…?

¿Por qué en el juicio de Pintos atestiguaron Olivera y su acompañante? ¿Por qué declararon en contra de Pintos? (Qué raro).

¿Por qué la Jefatura de Policía no vio lo que sucedía? ¿O le trae recuerdos el apellido del oficial?

¿Por qué la Justicia provincial rechaza los recursos de Pintos?

¿Por qué no le preguntan al oficial Olivera por qué escondió las escopetas utilizadas?

De todo esto sabe Dios…

Hoy por hoy Rubén Andrés Pintos, muchos lo conocen como P.R.K., está fuera de la provincia, fugado de una supuesta Justicia que lo condenó por algo que jamás hizo ni haría.

Tatiana Cuevas

DNI 33.917.754 – Neuquén


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios