Hay preocupación entre los comerciantes de El Bolsón por la segunda ola

El sector plantea la incertidumbre generada ante posibles nuevas restricciones. Dicen que hasta Semana Santa las expectativas de turismo son buenas pero no hay certezas a futuro.





Después de un año de mínima actividad producto de la pandemia y ausencia de turistas, los comerciantes de El Bolsón aseguran que lograron subsistir gracias a la inesperada y exitosa temporada de verano que alcanzó un nivel de ocupación del 90%. Pero las advertencias ante posibles nuevas restricciones por la “segunda ola” ponen en alerta al sector comercial.

Las proyecciones de ocupación para Semana Santa son optimistas ya que muchos hoteleros aducen tener gran cantidad de reservas. La convocatoria a la primera edición del paseo gastronómico “Date el gusto”, consistente en la preparación de paellas gigantes, cocina en vivo y degustaciones, despertó atracción en muchos turistas de la región.

En la localidad, reconocen que, históricamente, los feriados de Carnaval y Semana Santa son los que atraen mayor cantidad de público de la región que opta por trasladarse en vehículo propio, sin tener que preocuparse todavía por heladas o nevadas.

Dato

42 pacientes activos
son los que registraba El Bolsón hasta el miércoles, según el reporte del Ministerio de Salud de la provincia.

“Por lo que dicen cabañeros, El Bolsón alcanzará una ocupación del 100% para Semana Santa. Las reservas están completas. El Consejo de Turismo viene trabajando mucho para que se mantenga la temporada ya que es muy duro sostener el año”, aseguró Lucas Sebrié, presidente de la Cámara de Comercio e Industria local, aunque reconoció también un temor generalizado ante un segundo rebrote.

“No sabemos si habrá restricciones a la movilidad de la gente. Estamos muy expectantes a lo que pase después de Semana Santa. Hay mucha incertidumbre. Ya hemos padecido muchos cierres de negocios y sin una buena temporada como la que tuvimos, hubiéramos registrado muchos más”, señaló.

Actualmente, El Bolsón tiene habilitados alrededor 1.200 comercios pero desde la Cámara de Comercio, aseguran que, en el último tiempo, aumentaron notablemente los emprendimientos informales. Por otro lado, gran cantidad de locales históricos cerraron sus puertas durante la pandemia; mientras otros lograron vender los fondos de comercio.
Paralelamente, en el último tiempo, se multiplicaron los locales gastronómicos pero plantean que “son demasiados para una localidad que cuenta con solo dos meses fuertes de turismo en verano”.

“En temporada estival, sobra gente y trabajamos todos. El problema es fuera de temporada porque hay demasiados restaurantes. Ahí el golpe es duro. La situación es diferente a Bariloche, donde la presencia de turistas es más pareja durante todo el año”, dijo el comerciante.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Hay preocupación entre los comerciantes de El Bolsón por la segunda ola