La CEB reclama un aumento del 32% en la tarifa eléctrica en Bariloche

El 19 de abril se realizará la audiencia pública, que será virtual, para analizar una revisión extraordinaria de los costos de la cooperativa barilochense. Luego definirá el EPRE.





Después de un paréntesis obligado durante la pandemia, la CEB volvió a reclamar un actualización de las tarifas que aplica por los servicios de distribución eléctrica en Bariloche y en Dina Huapi para compensar el “desequilibrio de costos” provocado por el proceso devaluatorio y la inflación acumulada desde 2019.

El ente regulador provincial (EPRE) admitió que es “notorio y público” el desfase en los costos y aceptó abrir el proceso de revisión tarifaria, incluido el obligatorio llamado a audiencia pública, que fijó para el lunes 19 de abril.

Pero aclaró que “admisibilidad no implica pronunciamiento” sobre la pretensión de la CEB. Hace pocos meses, el EPRE validó un aumento de casi el 10% en la tarifa de Edersa, que cubre el resto de la provincia menos Río Colorado.
No sólo el organismo provincial sino también la propia cooperativa barilochense tienen asumido que los parámetros para definir la tarifa son cada vez más políticos y menos técnicos.

El presidente de la CEB, Carlos Aristegui, dijo que el aumento “necesario” para garantizar la operatividad en las condiciones actuales no debería ser menor al 32%.

Pero en las notas que presentó para requerir el ajuste de tarifas (primero en enero de 2020 y luego una actualización de septiembre pasado) la CEB incluyó profusión de cuadros sobre la evolución de sus costos desagregados para justificar un “incremento requerido” del 93,7% en relación a los “gastos generales” y del 142,9% en los “costos comerciales”.

Beneficios

387
millones de pesos podría recibir la cooperativa como préstamo blando por haber cumplido con Cammesa.

El gerente de la CEB, Federico Lutz, dijo que ese informe quedó viejo desde que el gobierno nacional puso sobre la mesa otras opciones de financiamiento para las operadoras eléctricas, en lo relacionado con el desarrollo de inversiones y el pago de deudas, que ya dejarían de pagarse con tarifa.

Por ejemplo, en el presupuesto 2021 se incluyó una cláusula que permite a las distribuidoras redireccionar los futuros pagos por la compra mayorista de energía para afrontar obras y otras inversiones.

Aristegui explicó que están a la espera de que el ente regulador provincial valide el ingreso de la CEB a esa operatoria. Las definiciones llegarían la semana que viene, antes de la audiencia pública.

Explicó que por los topes establecidos la CEB podría redireccionar esos pagos por un monto de 387 millones de pesos, lo que equivale a cinco facturas mensuales de Cammesa. Ese dinero no sería técnicamente un subsidio sino un préstamo blando, a devolver luego en cuotas iguales de 22 millones de pesos sin interés.

Además, la CEB cuenta con el compromiso de la secretaria provincial de Energía Andrea Confini para recibir ayuda a través de otro fondo federal, destinada a avanzar con la obra de la estación transformadora para el este de la ciudad (una de las inversiones postergadas por el atraso de la tarifa), en un monto que sería de 52 millones de pesos.

También están proyectadas en lo inmediato, dijo Aristegui, obras de desarrollo en la delegación Sur, otras para asegurar el servicio en el barrio Altos del Este; obras de refuerzo para el Oeste en dos líneas que suelen tener problemas operativos en invierno, y compensaciones de los beneficios tarifarios para usuarios electrodependientes y jubilados que cobran la mínima.

Según el presidente de la CEB, si consiguen atar los acuerdos para desvincular esas inversiones de la tarifa, el aumento necesario rondaría el 32%.

El insoslayable contexto social en la pandemia

El presidente de la CEB, Carlos Aristegui, aclaró que “no puede desconocerse el contexto social”. Dijo que un aumento desmedido “sería matar al asociado” y además repercutiría en las tasas se cobranza.

Federico Lutz, gerente de la empresa, opinó que el aumento reciente concedido a Edersa (bastante menor al 32%) puede influir, porque “la ley prevé simetrías” entre las empresas prestadoras, pero igual lo tomó como “un dato más”.
Subrayó que hablar de aumentos probables para llevar a la audiencia pública “no sería serio”, al menos hasta las definiciones que se esperan para la semana próxima, ya que hay “muchos escenarios posibles”.

En su resolución de convocatoria el EPRE enumeró los planteos de la CEB para una revisión extraordinaria de tarifa y recordó que si el proceso no se abrió fue debido a la pandemia.

Indicó que la CEB cuenta hoy con tarifas aprobadas en la última revisión quinquenal que cerró en 2019 y que sólo meses después solicitó un nuevo ajuste para recomponer “el equilibrio económico financiero del servicio”, en línea con la conducta seguida por las distribuidoras eléctricas en todo el país.

La audiencia pública se realizará el 19 de abril a las 13, en forma virtual, y será conducida desde Cipolletti por la presidenta del ente, Isabel Tipping, y los instructores designados Sebastián Lippolis y Valeria Aguirre.

El registro de oradores y participantes quedará habilitado el próximo lunes y estará abierto hasta el 14 de abril. Para participar es necesario llenar un formulario que está disponible en la página del ente (eprern.gov.ar).


Comentarios


Seguí Leyendo

La CEB reclama un aumento del 32% en la tarifa eléctrica en Bariloche