Neuquén: Dónde voto para las elecciones de concejales

Hijo adoptivo denunció a la jueza Servini y a Carlotto




Un ex juez de Morón y su hijo adoptivo denunciaron al Estado argentino ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por presuntas violaciones de derechos humanos en el marco de una investigación de la jueza Servini de Cubría para tratar de encontrar al nieto desaparecido de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

Fuentes judiciales informaron que la denuncia fue presentada por el ex juez Roberto Gutiérrez y su hijo, Roberto Julián Gutiérrez, quien se enteró de su condición de adoptado cuando en el juzgado de Servini le comunicaron que intentaban obtener su patrón genético para establecer si era nieto de Carlotto. Los Gutiérrez responsabilizaron por las presuntas violaciones a sus derechos humanos a la jueza Servini de Cubría; a su secretario letrado, Ricardo Parodi Lascano; al Consejo de la Magistratura, que rechazó un pedido de juicio político contra la magistrada, y a la propia Estela de Carlotto.

En el marco de una causa por violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura, en la que Estela Carlotto es querellante, Roberto Julián Gutiérrez fue citado al juzgado de Servini de Cubría en mayo de 2001. "Parodi Lascano me dijo textualmente: 'Bueno, Roberto vos sabés que sos adoptado', a lo que yo le contesté inmediatamente -pese a que se trataba de una simple introducción y no de una pregunta- 'No, no lo sabía'.

Hasta aquel momento desconocía que era hijo adoptivo del matrimonio compuesto por Amanda Lucía Lucatelli y Roberto Primitivo Gutiérrez", relató el damnificado. Gutiérrez aceptó someterse a dos extracciones de sangre para sendos exámenes de ADN, pero cinco años después terminó enterándose que los resultados eran negativos: no era nieto de Carlotto ni tampoco de otros desaparecidos. (DyN)


Comentarios


Hijo adoptivo denunció a la jueza Servini y a Carlotto