#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Icare logró una aplastante victoria en Bariloche

Le sacó más del doble al justicialista Ledo.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El intendente Alberto Icare seguirá gobernando el municipio local hasta diciembre de 2007. Las urnas le otorgaron anoche una holgada victoria que -según las estimaciones circulantes sobre el filo de la medianoche- también podrían darle mayoría en el Concejo Municipal.

La elección generó un exultante festejo de la UCR, ya que el arrastre de Icare le permitió también a Miguel Sáiz ganar en Bariloche, cuando hace pocas semanas las encuestas le auguraban una segura derrota.

Las demoras en el cierre de mesas y los trabajosos escrutinios postergaron hasta las 23 los primeros festejos. Recién entonces, con un 11 por ciento de los resultados extraoficiales, los radicales dieron por irreversible el triunfo de "Beto" Icare y se largaron en caravana por las calles de la ciudad.

Las cifras disponibles a esa hora señalaban que el actual intendente obtenía un 42 por ciento de los votos, seguido por Ricardo Ledo del PJ

con el 20%. Más atrás se ubicaban Luis Brogger de Encuentro y Luis Caram del MARA El dato más notorio de la elección fue el corte de boletas (Icare, por ejemplo, superó a Sáiz por casi 10 puntos). También generaron múltiples trastornos las colas para votar, que obligaron a mantener abiertas algunas mesas hasta cerca de las 21.

Icare inició su primer gobierno en mayo del año pasado, cuando la ciudadanía fue convocada a las urnas para elegir quién completarí el mandato del renunciante Atilio Feudal (UCR).

Aquella vez "Beto" ganó encabezando la lista del partido vecinalista MUP, pero poco después estableció una alianza con el gobierno provincial y terminó siendo candidato a la reelección en la boleta radical.

La preferencia expresada por los votantes barilochenses significó también un duro revés para el PJ, que vio esfumarse su propósito recuperar el municipio y apuntalar desde aquí la candidatura de Carlos Soria en la provincia.

Aunque quedaron lejos, fue meritorio el papel jugado por el candidato arriaguista a la intendencia, Luis Brogger, y también el aspirante del MARA, Luis Caram.

Durante todo el día fue visible el desconcierto y la falta de convicción de los electores, que aprovecharon la espera para consultarse entre sí y apelaron masivamente al collage de listas para "tratar de elegir al menos malo".

El febril trabajo de los fiscales para reponer papeletas y los cestos llenos con recortes de papel dieron cuenta de una elección singular, en la que predominaron las combinaciones.

La decisión de reducir el número de escuelas y de aumentar de 300 a 450 los electores en cada mesa demostró que resultaba imposible que voten todos en sólo 10 horas, ya que el promedio que cada persona pasaba en el cuarto oscuro no bajaba de los 3 minutos.

Vandalismo.- Un votante entró al cuarto oscuro y orinó las mesas y todas las boletas electorales. El hecho ocurrió en la mesa 33 de hombres del CEM 20, ubicado en el cento de la ciudad Al entrar el siguiente elector notó que las mesas, las boletas y el piso estaban mojados con orín, e inmediatamente salió a denunciarlo. El autor del vandalismo fue identificado como Alfredo Oscar Nino y fue denunciado ante la justicia por las autoridades de la mesa.

El hecho generó una demora de casi una hora en la reapertura de la mesa electoral, tiempo que se dedicó a la limpieza del aula, los pupitres, y la reposición de pilas con las 11 boletas del comicio.

- Carpintero.- Fuerte fue el sofocón que pasó el legislador Walter Cortés a la hora de emitir su voto en la escuela Arrayanes. Su mesa era la única que a las 16 tenía no más de tres electores esperando para sufragar. Pero la alegría de eludir las largas colas se transformó en inocultable incomodidad cuando el presidente de mesa lo identificó y buscó sus datos en el padrón: "Walter Cortés...carpintero!!!" repitió una y otra vez a sus compañeros de comicio con indisimulable sorna. Pese a todo el legislador mantuvo la compostura y coló su voto en la urna.

- Bajón.- El esposo de una conocida concejala que compulsó por la reelección siguió con dedicación el comicio desde su puesto de fiscal del PPR. Sobre el final de la jornada el desaliento ganó su ánimo y ya no pudo la sensación de derrota. Sin pudor confesó a dos cronistas su pena, "sabés el bajón que representa esto para el bolsillo" resumió.

- Viaje.- La extensa jornada electoral pudo ser sobrellevada por autoridades de mesa y votantes consumiendo pizzas, pas

telitos, empanadas y gaseosas en la mayoría de los colegios. En casi todos los casos los organizadores del buffet fueron los alumnos de último año. Buscaron fondos para el viaje de egresados. (AB)

 

- EMBOTELLAMIENTO. La mayor bronca se concentró en torno a la poca cantidad de mesas habilitadas, ya que no se votó en los colegios privados. Cada mesa tenía en promedio 450 (contra 280 o 300 de la elección anterior). Las urnas quedaron habilitadas no antes de las 8.30 y algunas mesas cerraron pasadas las 20. En consecuencia, y considerando que votó casi el 80 por ciento del padrón, cada elector disponía de menos de 2 minutos para votar. Hubo personas que permanecieron hasta 5 minutos en el cuarto oscuro. Muchos se cansaron de esperar y se fueron sin votar. Así como se demoró la elección también se demoró el recuento de votos. (AB)

 

- ADHESION. El aprovechamiento de la imagen del presidente Néstor Kirchner llegó a curiosos extremos en esta ciudad. Además de los respaldos que se atribuyeron los candidatos a gobernador del PJ y el MARA, Bariloche apareció empapelada sobre el filo de la veda con coloridos afiches promocionando también como "candidato del presidente" al radical Alberto Icare. Debajo de la leyenda, una foto del intendente con Kirchner. Y más abajo la enigmática firma: "agrupación nacional Pensamiento en Acción". (AB)

Antes de subirse a la camioneta que lo llevó de recorrida triunfal por la ciudad, Alberto Icare aseguró a que las prioridades de su segundo mandato en el municipio serán "la realización de obras y ver desaparecer los comedores". Dijo que su "obsesión" es que la gente "vuelva a comer en su hogar".

El intendente reelecto admitió que el resultado de ayer lo obliga a "redoblar el compromiso con la gente" y subrayó la diferencia entre haber gobernado durante un año y cuatro meses y el nuevo horizonte de cuatro años que ahora tiene por delante.

Icare se hizo esperar cuando en el local de la UCR de la calle 9 de Julio ya todo estaba listo para el festejo. "Se fue a descansar y a comer algo" dijeron algunos. Icare llegó casi a la medianoche y habló brevemente con la prensa luego de devolver decenas de abrazos y palmadas.

Rodeado de eufóricos radicales que gritaban "es para Soria que lo mira por tevé!", convocó a todos a "seguir trabajando para sacar la ciudad adelante".

"Siento un afecto muy grande por la gente de Bariloche -agregó-. Aquellos que me votaron y los que no". Señaló también que a partir de hoy su tarea será "estar como todos los días a las 8 en mi despacho".

Con los últimos resultados disponibles en la madrugada de hoy, la UCR y sus aliados conseguían mayoría propia en el Deliberante, con 6 concejales electos sobre 11. En ese cálculo provisorio, Encuentro obtendría 3 ediles, uno el MARA y uno el PJ.

El futuro presidente del Concejo, Marcelo Cascón, consideró que el resultado alcanzado demuestra que la UCR "supo asumir el fracaso del gobierno anterior".


Comentarios


Icare logró una aplastante victoria en Bariloche