Importante, pero con sabor a poco

La medida está lejos de poder equilibrar el quebranto que está sufriendo la actividad.

OPINIÓN

El decreto que contempla la aplicación de reembolsos para todas aquellas exportaciones frutícolas que salgan por el puerto de San Antonio es una medida importante para el Valle de Río Negro y Neuquén. Sin embargo, lejos está de poder equilibrar el quebranto que está sufriendo la actividad.

◘ La medida impactará sólo sobre el 20% del total de la fruta que comercializa el Valle en fresco en cada temporada. Mercado interno, Brasil y ultramar que no sale por San Antonio no contarán con este beneficio.

◘ En valores actuales, los nuevos reembolsos generarán ingresos adicionales para la actividad por unos 10 millones de dólares durante la temporada 2015/2016. Una cifra que no compensa los 220 millones de dólares de pérdida que tuvo el sistema durante el año pasado y los más de 300 millones de dólares en rojo proyectados para el 2016, de no existir cambios en el modelo económico nacional a partir del próximo 10 de diciembre.

◘ Otro de los puntos importantes a tener en cuenta es que se deberá prever el derrame de los reembolsos hacia los productores primarios, el eslabón hoy más comprometido de toda la cadena frutícola.

En definitiva, si bien esta nueva medida está teñida por el marco electoral que vive el país, no deja de ser una ayuda para los sectores de la exportación que orientan su oferta a los mercados de ultramar.

Claro está que, con este aislado beneficio, los problemas de la fruticultura continúan, ya que van más allá de las posibles mejoras impositivas que pueda implementar el gobierno nacional en los próximos tiempos.

Javier Lojo jlojo@rionegro.com.ar


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios