Indagan al sospechoso de asesinar a Rebolledo

Esteban Aguilar está sospechado de ser el asesino de Cristian Rebolledo. Lo detuvieron en San Luis y ayer fue trasladado a Neuquén. Hoy a primera hora será inda

NEUQUEN (AN).- El principal sospechoso del asesinato de Cristian Rebolledo, fue trasladado ayer a esta capital bajo una fuerte custodia policial y hoy será indagado por el juez a cargo de la investigación.

En la madrugada de ayer, Esteban Aguilar arribó desde San Luis, ciudad en la que fue detenido el jueves pasado por su supuesta vinculación con el asesinato y ocultamiento del cuerpo de Rebolledo. Una comisión policial encabezada por el comisario Ricardo Elgueta lo trasladó y lo puso a disposición de la justicia neuquina.

Según informó la oficina de prensa del Poder Judicial, hoy el juez Marcelo Benavídes le tomará declaración en su despacho. En principio se especuló con la posibilidad de que lo indagara ayer, pero el magistrado optó por visitar el escenario del crimen junto al sumariante de la causa para que recolecte información sobre la vivienda, y pasó la declaración para hoy a primera hora.

El principal sospechoso del crimen quedó detenido en la comisaría Primera y el abogado Fernando Zvilling fue designado como su defensor oficial. La situación de su pareja aún no fue definida y con el avance de la investigación se resolverá las medidas en torno su situación, según consignaron fuentes judiciales consultadas ayer por «Río Negro».

Aguilar, de 30 años y quien se ganaba la vida trabajando como lavacoches, estaría vinculado directamente con el crimen de Rebolledo, cuyo cuerpo fue encontrado maniatado y dentro de una cisterna de agua ubicada en el patio delantero de una casa abandonada en Rioja 924 de la capital neuquina.

Un grupo de obreros que realizaba trabajos en la zona lo descubrió luego destapar y correr la tapa de la cisterna ante el mal olor que sintieron en el lugar.

Desde del hallazgo, el pasado 31 de octubre, los investigadores reunieron diversos elementos que colocaron a Aguilar en el lugar de único y principal acusado del homicidio.

La detención se produjo el jueves pasado en San Luis capital, donde viajó días después del asesinato junto a su pareja, una joven madre de una niña de tres años. Estaban en la casa de los padres de Aguilera cuando los policías fueron a detenerlo.

El acusado habitaba con su pareja la vivienda abandonada en cuyo patio apareció el cadáver de Rebolledo, quien habría fallecido el 16 de octubre según las conclusiones a las llegaron los peritos luego de realizar la autopsia. La víctima del crimen fue atado de pies y manos con cables eléctricos y luego colocada en la cisterna de agua que era utilizada para el riego del jardín.

 

Hipótesis descartada

El móvil del crimen aún no fue esclarecido, aunque la hipótesis del crimen pasional quedó descartada. Tampoco está claro el lugar donde fue asesinado, aunque en la casa aparecieron manchas de sangre que podrían pertenecer a la víctima.

La autopsia reveló que el joven fue asesinado por estrangulamiento. Lo ahorcaron con los mismos cables con los que fue encontrado su cuerpo dentro de la cisterna.

La última vez que lo vieron con vida, Rebolledo estaba en un boliche del centro de la ciudad. Al parecer allí conoció al acusado y a su pareja, y los tres fueron hacia la casa abandonada.

Notas asociadas: Los elementos que comprometen a Aguilar  

Notas asociadas: Los elementos que comprometen a Aguilar  


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios