Ingreso de Turquía llena de dudas y debates a la UE

Expertos pedirán abrir hoy las negociaciones.

BRUSELAS (AP/AFP) _ La comisión ejecutiva de la Unión Europea probablemente recomendará hoy permitir que Turquía inicie las negociaciones de acceso al bloque, aunque de forma condicionada y a largo plazo. La recomendación,17 años después de de la presentación por Ankara de la petición de adhesión a la UE, está provocando duros debates en Bruselas.

Las fuertes discusiones se producen entre los que alegan que este país no pertenece a Europa y que además es musulmán, y los que argumentan que contribuiría a mejorar las relaciones con los vecinos árabes. Turquía, con unos 70 millones de habitantes, se convertiría en el segundo país de la UE, por detrás de Alemania, y aumentaría a 80 millones las personas que profesan esta religión en l Unión.

Quienes -entre los 30 comisarios- más se oponen a la entrada del país euroasiático a la UE formaban ayer un núcleo duro entre bastidores para intentar frenar en último momento una recomendación positiva para Ankara, informan círculos próximos al órgano. El presidente saliente de la Comisión, Romano Prodi, se mostró no obstante confiado en que se logre una mayoría a favor de la propuesta .

Un borrador sobre el tema afirma que mientras Turquía logró avances "sigue habiendo deficiencias y es obvio que la reforma política debe ser consolidada y ampliada''. "El acceso de Turquía ... será desafiante tanto para la UE como Turquía'', indicó el estudio del Comisionado de Ampliación de la UE Guenter Verheugen .

El estudio afirma que el acceso de Turquía sería único, dada la población, tamaño, situación geográfica, y económica del país, aparte de su seguridad y potencial militar. Recomendó que Turquía reciba el objetivo de sumarse al bloque para que pueda continuar sus reformas.

En una reunión de alto nivel efectuada el 17 de diciembre, los líderes de la UE adoptarán la decisión final sobre la recomendación de la Comisión Europea. Las negociaciones de entrada podrían prolongarse por 15 años.

"Redunda en interés de todos que continúe el actual proceso de transformación, dijo Verheugen. Agregó que la membresía turca contribuirá a la estabilidad de la región, mediando como cruce entre Europa y Asia.

"Turquía será un modelo importante de un país de mayoría musulmana que se adhiere a principios fundamentales como la libertad, democracia, respecto a los derechos humanos y libertades fundamentales y el imperio de la ley'', indicó el proyecto de resolución.

El impacto económico de la membresía turca entre las 25 naciones del bloque sería "positivo aunque relativamente menor'', indicó. No obstante, serán los jefes de Estado y gobierno de los 25 quienes decidan en diciembre próximo si en 2005 se inician dichas negociaciones.

 

Las reformas obligadas

 

Si el órgano colegiado comunitario, la Comisión, da un visto bueno favorable, ello significaría un claro respaldo a las políticas reformistas impulsadas por el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan. Hace pocos días, el parlamento turco reformó el código penal para despenalizar el adulterio y castigar con mayor dureza la violencia doméstica y las violaciones de los derechos humanos. Esta reforma era condición indispensable para una recomendación favorable de Bruselas a Ankara. La Unión sólo entabla negociaciones con los candidatos que cumplan los así llamados "criterios de Copenhague", que hacen referencia sobre todo al cumplimiento del respeto de los derechos humanos y de las minorías, en el caso de Turquía, de la kurda.

La "recomendación para iniciar negociaciones de adhesión", que haría la Comisión deja abierta la posibilidad de suspenderlas unilateralmente, incluso después de iniciadas.

Una cláusula se reserva el "no"

El proceso para discutir la entrada de Turquía a la UE incluiría una cláusula de suspensión de las negociaciones si se paralizan las reformas necesarias para que ese país entre en el club europeo. Según el borrador, "en todo momento" los mandatarios europeos podrán "decidir suspender o detener" las negociaciones "si la Comisión estima que queda comprometida la adopción de reformas en Turquía". Con esta medida Bruselas está "tomando en consideración el hecho de que Turquía no es un país como los demás". "Por su tamaño, su localización geográfica, las consecuencias para la UE, (Turquía) plantea cuestiones diferentes a Malta o Estonia", por lo que "se cambiarán las reglas del juego de la negociación".

Claves:

Los pros y los contras del "gigante musulmán" para Europa

• Mayoría musulmana. El hecho de que el 99% de la población turca sea musulmana plantea problemas a los que defienden las raíces cristianas de la UE, esencialmente el Partido Popular Europeo (PPE, conservador), mayoritario en el Parlamento Europeo. Pero tanto el gobierno turco como la Comisión Europea y los que respaldan su entrada consideran que su entrada sería un "importante ejemplo de un país con mayoría musulmana que abrace los principios fundamentales de libertad, democracia, respeto de los derechos humanos y el estado de derecho", según el estudio de impacto que el ejecutivo europeo aprobará hoy. También en Alemania, que tiene a millones de inmigrantes de origen turco que pasarán a ser comunitarios. "La mejor respuesta a los temores en varios sectores de Europa sobre (...) el peligro de que Turquía pudiera convertirse en un Estado musulmán fundamentalista es (...) anclar firmemente al país en las democracias europeas", estiman por su parte varios políticos europeos en un informe publicado recientemente. Si fracasara este proceso hay peligro de un brote de "inestabilidad a las puertas de la UE".

• Su pertenencia a Europa: En la encrucijada entre Europa y Asia, sólo una parte se encuentra en el viejo continente, por lo que el según el ex presidente francés, Valéry Giscard d'Estaing, Turquía no es Europa. Como él, la derecha francesa no ve con buenos ojos la entrada de este país. Pero, precisamente, es la posición estratégica entre los Balcanes, Oriente Medio, el sur del Cáucaso y Asia Central la que alegan sus defensores, entre ellos España, para apoyar su entrada. Según el ejecutivo europeo, la "situación geográfica y el potencial económico, militar y de seguridad" contribuirían a que el país "ayude a la estabilidad regional e internacional" y "contribuiría a garantizar un mejor acceso a las fuentes de suministro de energía de la UE".

• Población y gasto europeo: Con 70 millones de habitantes, sería el segundo país de la UE en población después de Alemania. Por esto y su nivel económico más bajo que el de la media de la UE, su entrada supondrá destinarle una parte considerable del presupuesto europeo en detrimento de otras regiones. Los fondos que necesita Turquía, que Bruselas estima entre 16.000 y 28. 000 millones de euros anuales en 2025, servirían para modernizar su sector agrícola y para el control de las fronteras, que coincidirían con las fronteras exteriores de la UE.

• Credibilidad de la UE: Personalidades políticas europeas como el ex presidente finlandés Martti Ahtisaari y el ex primer ministro francés Michel Rocard, advierten que si las tratativas se retrasan, "perjudicaría la credibilidad de la UE", que en 1999 designó a este país candidato oficial a entrar en la Unión.(AFP)

Infograma: El socio resistido (hacer clic aca)  

Infograma: El socio resistido (hacer clic aca)  


Comentarios


Ingreso de Turquía llena de dudas y debates a la UE