Insulza logra inédito gesto de maras

SAN SALVADOR.- El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, se reunió ayer en una cárcel con líderes de las temidas pandillas de El Salvador, quienes le prometieron un “simbólico desarme parcial” como “gesto” en una inédita tregua que iniciaron en marzo. Bajo un fuerte operativo de seguridad, Insulza conversó en privado en una sala del penal La Esperanza, en el norte de San Salvador, con los jefes de la Mara Salvatrucha (MS-13) y la Mara 18 (M-18), quienes le entregaron un pliego de demandas y le anunciaron su oferta. “Hemos acordado hacer un nuevo gesto de buena voluntad, con el cual esperamos (…) contribuir en la recuperación de la paz social (…); consiste en un simbólico desarme parcial”, subrayaron en un comunicado conjunto, leído a la prensa por uno de los líderes de la M-18, Carlos Mojica Lechuga, en la misma sala. “He recibido sus propuestas, estoy muy impresionado de lo que he escuchado, fue una reunión muy importante, es un proceso en marcha (la tregua) pero nosotros le vamos a dar todo el apoyo que sea posible”, afirmó Insulza. Los cabecillas de las maras se negaron a precisar cantidad o tipo de armas, pero dijeron que las entregarán a Insulza para que se fundan. (AFP)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora