Intercambio de mensajes y presión para la Corte 28-5-03



El gobierno salió a advertir ayer a los integrantes de la Corte Suprema que no se opondrá si el Congreso decide remover a magistrados del alto tribunal, quienes intentaron un acercamiento con el Ejecutivo en búsqueda de una tregua entre las partes.

La posición de la administración Néstor Kirchner fue expresada por el ministro de Justicia y Seguridad, Gustavo Beliz, quien sostuvo que sería “saludable” que “algunos” miembros de la Corte “dejen voluntariamente sus cargos”. Pero “eso no depende de nuestra decisión”.

Es que los ministros de la Corte le expresaron a Kirchner (mediante una carta) un “sincero deseo de éxito”.

La Corte celebró ayer su primer acuerdo, aunque no resolvió los temas más sensibles para el Gobierno, entre ellos el fallo por el que se confirmaría la validez de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, aprobadas durante la gestión de Raúl Alfonsín. Si bien el fallo contaría con la firma de al menos seis ministros, la Corte aprovechará la ausencia de varios de sus integrantes que tomarán licencia a partir de hoy para esperar los primeros pasos de la nueva administración.

Las leyes de Obediencia Debida y Punto Final fueron declaradas inconstitucionales por varios jueces federales y por la Cámara Federal, en fallos basados en los pactos internacionales que causaron malestar en el ámbito militar. (DyN)


Comentarios


Intercambio de mensajes y presión para la Corte 28-5-03