Investigarán compras en el negocio de la esposa de un exintendente

Otra denuncia en la Justicia presentó la actual gestión de gobierno de Sierra Grande contra sus antecesores. Esta vez fue por compras directas en un comercio de la esposa del exintendente, Renzo Tamburrini.

Los integrantes del Tribunal de Contralor, Mariela Díaz y Alejandro Tolosa, ambos del PUL, radicaron una denuncia penal en Viedma, porque habrían encontrado documentación que implicaría una “presunta falta de imparcialidad y violación a los deberes del funcionario público, concretamente sobre operaciones en las cuales se presumiría la detentación de un presunto interés personal en las vinculaciones Municipio – Empresa”.

En el escrito, presentado en una de las fiscalías de Viedma, expresaron los denunciantes que existieron operaciones que se llevaron a cabo entre los períodos 2012/2015 fueron vinculaciones con una empresa local que suministraba repuestos para automotores, de propiedad de la señora esposa del exintendente.

“La conducta reprochable se evidenciaría en que el exintendente en función de su cargo adjudicaría estas compras para saciar un interés propio familiar”, expresaron.

“Proveedor histórico”

Tamburrini expresó a este medio que la casa de repuestos en referencia, desde sus comienzos, hace unos 30 años, es proveedor de la municipalidad y la misma tiene cuenta corriente, desde mucho antes que él sea intendente. Su esposa es socia junto a otras cinco personas de ese emprendimiento. Agregó que las compras directas se efectuaron porque la ley así lo establece por los bajos montos de las operaciones y además se contempla la posibilidad de compra, ya que es el único proveedor de la localidad que vende repuestos y autopartes de vehículos pesados.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios