Ipross cerró trato en Bariloche, pero no en Viedma

Las prestaciones se restablecieron en la zona andina. En la capital rionegrina buscan alternativas.

#

Di Tella, titular de la obra social, se reunió con la conducción del Colegio Médico Zona Atlántica.

Con un conflicto cerrado en Bariloche, la obra social estatal Ipross concentra la atención en Viedma, donde analizan alternativas para garantizar las prestaciones a los 42.000 afiliados ante la renuencia de los médicos de atender con los valores actuales. La contratación de médicos de cabecera, abrir una lista de prestadores o contratos directos, forman parte de las opciones que están en estudio por parte del presidente del Instituto Provincial del Seguro de Salud (Ipross), Claudio Di Tella y la Junta de Administración. Di Tella explicó a “Río Negro” que se tomó contacto con prestadores, consultorios particulares y hospitales de Viedma y Carmen de Patagones para “armar una red prestacional de coyuntura”. Y ya se dispusieron nuevos mecanismos para atención a afiliados con reintegros a valores de 125 pesos la consulta y prácticas. El directivo consideró “llamativa” la actitud de la conducción del Colegio Médico Zona Atlántica ya que un 60% de los pacientes de los profesionales de Viedma son del Ipross y señalan que “no todos los médicos están de acuerdo con la medida de corte”. La obra social canceló el pago de la cápita de agosto, según informó Di Tella. Explicó que se ofreció otro 5% de aumento a los prestadores en medio del corte al servicio de consultas a la obra social. Ese incremento se suma al 25% ya otorgado en el inicio del año, lo cual, arrojaría un 31,2% acumulativo. Según trascendió, el Colegio de Médico rechazó por 39 votos contra cinco la propuesta en la última asamblea de los profesionales, que consideraron insuficiente la suba. En Bariloche el panorama es distinto desde ayer cuando el Colegio Médico de esa ciudad anunció que restablecía las prestaciones a los afiliados del Ipross ante la aceptación de la nueva propuesta ofrecida por la obra social, a pesar de que aún resta la firma del convenio. Carlos Garate, presidente del Colegio Médico precisó a “Río Negro” que el convenio establece un pago de 60,28 pesos por afiliado retroactivo al 1 de abril. En febrero se concederá un aumento y en marzo otra parte para llegar a 75 pesos por afiliado y equiparar así el acuerdo a la cápita de la Federación Médica de Río Negro. La diferencia del 12% entre los médicos locales y del resto de la provincia (menos la zona andina) se mantendrá todo el año y recién se igualará en marzo, por lo que la negociación del próximo convenio finalmente será con los mismos valores. “El convenio establece que el pago es retroactivo por lo que ahora tenemos que facturarle al Ipross la diferencia de la cápita desde el 1 de abril hasta el momento”, dijo Garate. En Bariloche hay 18.000 afiliados a Ipross. Las prestaciones habían sido cortadas dos semanas atrás. (AV/AB)

Marcelo Ochoa

Río Negro


Comentarios


Ipross cerró trato en Bariloche, pero no en Viedma