Israel mantiene acorralado a Yasser Arafat: enojo palestino

Sharon sólo le permite moverse en la ciudad de Ramallah

Israel decidió ayer mantener a Yasser Arafat confinado en la ciudad cisjordana de Ramallah aunque ordenó el arresto de militantes buscados por Israel.

La medida, que el gabinete de 14 miembros del primer ministro Ariel Sharon aprobó por abrumadora mayoría, provocó la condena inmediata de los palestinos y la cancelación de reuniones programadas entre altos funcionarios de seguridad de ambas partes.

«No habrá ninguna reunión con los israelíes por el momento, ya sea a nivel de la seguridad o la política», dijo a los diarios Nabil Abu Rdainah, un asesor de alto rango de Arafat.

«Es una decisión desvergonzada e inaceptable. Esto refleja el hecho de que este gobierno no tiene programa político alguno y está decidido a seguir la senda de la destrucción», dijo el ministro palestino Saeb Erekat.

Sharon expresó que «en esta etapa» Israel levantará el cerco de tanques del cuartel general de Arafat en Ramallah pero no le permitirá salir de la ciudad cisjordana.

La decisión del gabinete israelí fue sentida por los palestinos como una auténtica bofetada en el rostro. El influyente jefe del servicio secreto en Cisjordania, Yibril Radshub, dijo que es «una decisión estúpida, que llevará a una nueva escalada del conflicto».

La dirigencia palestina considera que el «levantamiento del arresto domiciliario» es una verdadera burla, ya que antes de que se diera a conocer la medida Arafat salió ya muchas veces de su cuartel general en Ramallah para visitar heridos en el hospital o rezar en la mezquita.

Israel había puesto el arresto de los militantes que asesinaron al ministro de Turismo israelí, Rehavam Zeevi, en octubre como condición para el levantamiento de las restricciones.

La Autoridad Palestina arrestó a los tres sospechosos el jueves. Arafat esperaba que tras la medida , Israel estaría dispuesto a darle de nuevo libertad de movimiento. En vez de ello, Sharon dijo que Israel ahora quiere que los hombres sean extraditados para enfrentar juicio en el estado judío. Muchos esperan que Arafat rechace la demanda.

La medida israelí está fuertemente impregnada por la política interna del país Algunos ministros de la derecha amenazaron con renunciar en caso de que Arafat recuperara su libertad.

A fines de marzo será en Beirut la cumbre anual de la Liga Arabe. En caso de que Israel no lo deje ir, eso sería sentido en el mundo árabe como una gran humillación al pueblo palestino.

Todo indica por lo tanto que la tormenta continuará. El fundador del movimiento extremista Hamas, jeque Ahmed Yassin, pidió que continúe la «Guerra Santa» contra Israel, como única posibilidad de acabar con la ocupación.

También los militares israelíes quieren seguir con sus operaciones en los territorios palestinos, pues aseguran que éstos están «a dos semanas del colapso». (DPA/Reuters)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora