Jueces de la Corte Suprema despidieron a Carmen Argibay

El presidente del máximo cuerpo expresó que van a “seguir adelante con los principios que ella tenía.”

JUSTICIA

Los ministros de la Corte Suprema de Justicia homenajearon hoy a la jueza Carmen Argibay, quien falleció a los 74 años, con un acto en el palacio de Tribunales donde el presidente del cuerpo, Ricardo Lorenzetti, expresó que van “seguir adelante con los principios que ella tenía”.

Durante la ceremonia, que tuvo como oradores al presidente de la Asociación de Magistrados, Luís María Cabral, la ministra de la corte, Elena Highton de Nolasco, y a Lorenzetti, se destacó la lucha de Argibay a favor de la independencia judicial y de los derechos de las mujeres.

Emocionado, el presidente del máximo tribunal, expresó al cierre del homenaje que “si bien Carmen no estará físicamente, los principios que ella llevó adelante, van a seguir estando”.

En una sentido y corto acto que comenzó a las 11.30, los seis ministros de la Corte, Lorenzetti, Highton, Carlos Fayt, Enrique Santiago Petracchi, Juan Carlos Maqueda, Eugenio Raúl Zaffaroni, acompañados por distintos representantes del ámbito judicial, despidieron a Argibay con una aplauso sostenido en duró varios minutos.

En las últimas instancias del velatorio, que comenzó ayer a la noche y continuó esta mañana en el edificio ubicado en Talcahuano 550, se realizó el breve homenaje que empezó con las palabras de Cabral, quien sostuvo que la funcionaria fue “además de una gran jueza, una gran mujer”.

“Despedimos a una gran funcionaria pública, a una gran jueza, a una defensora de los principios institucionales, de la independencia judicial y de los derechos de la mujer”, manifestó.

La jueza Highton de Nolasco, a su vez, indicó que Argibay fue una “extraordinaria” persona a quien van “recordar siempre como ‘la mujer de los hoyuelos’ porque sus hoyuelos en la sonrisa siempre fueron hermosos”.

La vicepresidenta de la Corte destacó que la magistrada fue “pionera, no solo en la Argentina sino en el mundo, por los derechos de la mujer en la Justicia” por lo que destacó que haya sido “una de la fundadoras de la Asociación Internacional de Mujeres Jueces”.

“Desde que la conocí, hace más de cincuenta años, ella militaba por la mujer”, resumió Highton y reveló que a Argibay “le gustaba decir juezas y no jueces”, como un ejemplo más de su lucha por la igualdad de género.

El último en hablar fue Lorenzetti, quien valoró que “Carmen ha estado en las grande batallas, en los grandes principios, siempre estuvo al lado nuestro” y destacó “la fortaleza moral y principios” que ella tenía.

Entre lágrimas, el presidente del máximo tribunal pidió un aplauso para Argibay, que se extendió durante algunos minutos.

Por su parte, Zaffaroni reconoció al ingresar al velatorio “el gran trabajo que hizo” Argibay “por los derechos de las mujeres” y destacó que la jueza “no tenía enemigos”.

Además de los seis miembros del máximo tribunal, presenciaron el acto distintos funcionarios judiciales entre los que se destacaron el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Julio Alak, quien fue en representación del gobierno nacional, y su par bonaerense, Ricardo Casal.

Argibay falleció ayer a la tarde tras sufrir un paro cardíaco en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT), donde estaba internada.

Sus restos fueron cremados en un cementerio de la localidad de Pilar, en una ceremonia íntima, a la que asistió su familia.

Fuente: DyN


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios