En qué consiste la toma de Jiu-Jitsu con la que César Sena habría asesinado a Cecilia Strzyzowski

La fiscalía sostiene la hipótesis de que la joven desaparecida en Chaco fue estrangulada por su pareja. Entienden que se empleó una técnica llamada "mataleón".

De acuerdo a la investigación que encabeza el Equipo de Fiscales Especial (EFE), la muerte de Cecilia Strzyzowski se habría producido por estrangulamiento. La estimación agrega que hecho habría ocurrido en la propia casa de la familia Sena y que el autor fue César, su pareja.

La toma que se habría empleado no sería la habitual en este tipo de casos, sino que se trataría de una maniobra de Jiu-Jitsu brasileño, el arte marcial que practicaba el presunto femicida.

Jorge Cáceres Olivera, Jorge Gómez y Nelia Velázquez determinaron que el hijo de Emerenciano Sena y Marcela Acuña, también detenidos por este hecho, tenía rasguños en el cuello y en un brazo compatibles con un mecanismo de defensa llevado a cabo por la víctima.

En ese sentido, en una posible discusión aquel 2 de junio Cecilia pudo haber rasguñado a su pareja mientras este le hacía una toma conocida como «hadaka jime» o «mataleón» y fue allí que ella perdió el conocimiento y enseguida pudo haber muerto.

«Esa es una de las posibilidades por los rasguños que tiene César«, reveló una fuente de la investigación. Después pudo venir la agresión con un golpe en la cabeza mediante algún objeto contundente.


Caso Cecilia Strzyzowski: qué es el «hadaka jime» o «mataleón»


El «hadaka jime» o «mataleón», es una estrangulación realizada con el brazo desnudo y consiste en aplicar presión directamente al cuello del oponente sin usar nada más, por lo que se la conoce como estrangulación directa al cuello con el brazo.

La técnica se puede aplicar desde diversas posiciones pero en el caso de César se pudo haber hecho desde atrás de la víctima.

En ese aspecto el atacante se pone detrás y pega su pecho contra la espalda de Cecilia en este caso, luego introduce el brazo derecho con la palma hacia abajo alrededor del cuello de la víctima, lo más cerca posible para evitar posibles defensas donde pueda agarrar rápidamente el antebrazo. Luego el atacante entrelaza las manos palma contra palma y se realiza la estrangulación.

La otra opción es que una vez que agarra el cuello con el brazo derecho, se sujeta la parte posterior del codo del brazo izquierdo (siempre hablamos del agresor) para iniciar el cerrojo de la estrangulación con esta variación.

Una vez en ese punto se lleva la palma de la mano izquierda a la nuca de la víctima, realizando así el control de la cabeza.

Finalmente, se coloca la cabeza de quien ejecuta la acción detrás de la cabeza de quien la sufre para asegurarse el cerrojo, mientras hace más presión para evitar que la víctima se pueda girar. En este punto se aplica presión hasta la sumisión.

La diferencia entre la práctica de esta toma en el Jiu-Jitsu en sí es que cuando el adversario no tiene forma de soltarse le toca el brazo al agresor (si está parado) o patea el piso (si se la hace sentado) y este suelta porque sabe que ganó el punto.

En cambio, se estima que en el caso de Strzyzowski la acción duró varios segundos hasta hacerla perder la conciencia o incluso hasta matarla.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios