El absurdo argumento con el que intentó justificar ante el jurado una tentativa de femicidio en Neuquén

El acusado aseguró que mojó un trapo con alcohol y se lo puso en la boca a su expareja, mientras le tapaba la nariz, porque quería dejarla "inconsciente" y que cuando despertara "pudieran discutir bien".

Antes de que el jurado popular emita su veredicto, Walter Zanotti hizo uso del derecho a ser escuchado. Está acusado de haber cometido un intento de femicidio contra su expareja, en el barrio Cuenca XV de Neuquén capital, y en ese contexto haber querido matar también a su hijo de seis años.

El imputado saludó al tribunal y aseguró que era inocente y que venía a «dar la cara». Hoy es la sexta y última audiencia del juicio. En el público estaban sentadas sus dos hijas mayores y la víctima.

A diferencia de los testigos, la ley no obliga a los acusados a declarar bajo juramento de decir la verdad.

Zanotti planteó que su expareja, con quien estuvo casado 23 años, lo celaba, que siempre le hacía reproches y que él hizo todo lo que estuvo a su alcance para que estuviera bien. Cuando el defensor Marcelo Sterz le pidió que se refiera a lo que ocurrió el 3 de julio de 2023, él contó que esa tarde tomaron mates juntos hasta que ella se fue a recostar a la habitación.

Su hijo dormía en el sillón.

«No me acuerdo bien», dudó. Según sus palabras se levantó, se dirigió al baño, se miró al espejo, se lavó la cara y escuchó una voz que le dijo: «hacelo».

Continuó: «Vi el alcohol, lo puse en el trapo, fui a la habitación».

Absurdamente justificó que se dirigió a asfixiarla porque: «quería que ella esté inconsciente para que después al despertar pudiéramos discutir bien todo lo que ella venía haciendo, y yo me había enterado».

Reconoció que forcejaron, que le manifestó que se había comprado ropa para usar con «el otro», pero subrayó que no la golpeó, sino que ella cayó de la cama.

No mencionó que estaban separados, aunque convivían, y que aún cuando estuvieran juntos una supuesta infidelidad no es motivo para ejercer violencia de género. No hay argumento que lo avale. Tampoco admitió que le dio un inductor del sueño a ella y al niño. Señaló que compró melatol en la farmacia porque tenía él problemas para dormir.

En su declaración, la víctima relató que cuando su hijo entró a la habitación y vio ese ataque le gritó a su papá: «no la mates, por favor». Él mismo relató en cámara gesell que estaba «asustado y triste porque pensaba que iba a morir mi mamá». El recuerdo de Zanotti es distinto: lo que el niño hizo fue tocarle la espalda y decirle: «papá, no le hagas nada a mamá».

Ahí el imputado marcó que «entró en razón» y antes de irse, «de la bronca», tomó el alcohol, las llaves del auto de la mujer que estaba estacionado en la cochera, lo abrió e inició el fuego en el asiento del conductor (en este caso de la conductora).

Ambos fueron rescatados por bomberos. Debido al humo los sacaron por la ventana, previo a cortar las rejas.

Zanotti estuvo fugado ocho días. Comentó que su intención fue irse a Brasil, pero que se entregó cuando se enteró que lo acusaban de haber querido matar a su hijo.

Remarcó que no hubo una planificación y que tampoco quiso dañar a su expareja.

Su hija mayor, de 22 años, fue testigo en el juicio y describió cómo su papá controlaba a su mamá. «Yo la perdono», afirmó mirándola a la joven. Indicó que había sido «inducida». Agregó que perdonaba al jurado, por la decisión que les tocaba tomar.

Cuando le preguntaron si iba a responder preguntas, atinó a hacerlo, pero rápidamente contestó que no iba a aceptar «esa psicología barata». La jueza de Garantías, Estefanía Sauli, lo frenó y le dijo que el fiscal jefe, Agustín García, estaba «haciendo su trabajo». Finalmente desistió.

Se fue, sin pedir él perdón por lo que hizo.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora