Lo acusan de robar 500.000 pesos y se defiende: «no fue una estafa sino un préstamo»

Este lunes comenzó el juicio por administración fraudulenta en el Colegio Médico de Bariloche. Acusan a Jorge Olguín de haber ordenado 16 transferencias bancarias a su caja de ahorro.

«Esto de ninguna manera es una estafa o un ardid. Fue un préstamo de tantos que sacó Olguín en sus 25 años de carrera en el Colegio Médico Bariloche«, justificó el abogado defensor Sebastián Arrondo, al tomar la palabra en el inicio del juicio por administración fraudulenta en perjuicio de esa institución que funciona en la calle Gallardo al 1.300.

Jorge Olguín Rojas fue acusado de haber ordenado 16 transferencias bancarias por más de 500.000 pesos desde la cuenta bancaria del Colegio Médico a su caja de ahorro, entre el 24 de noviembre del 2017 hasta el 25 de julio del 2019. En ese momento, era el encargado administrativo de la entidad.

«Olguín tenía a su cuidado el patrimonio de la institución y violó los deberes a su cargo. Le ordenó a un empleado administrativo que le transfiera 468.000 pesos y luego a otro, 50.000 pesos, sin autorización ni documentación respaldatoria», manifestó el fiscal adjunto Gerardo Miranda en los alegatos.

Recordó que, en esa oportunidad, el entonces presidente del Colegio Médico, Fernando Martínez, solicitó una auditoría contable que permitió constatar las transferencias sin autorización. «Seguramente la defensa planteará una teoría de complot de estos médicos y empleados para desprestigiar a Olguín, pero no se sostiene. También dirán que Olguín intentó devolver parte del dinero. Ni bien supo de la auditoría, se creó una coartada y firmó seis recibos para justificar el enorme desfalco que había producido«, indicó Miranda.

El abogado querellante, Raúl Ochoa, junto al entonces presidente del Colegio Médico de Bariloche, Fernando Martínez. Foto: Chino Leiva

El abogado querellante Raúl Ochoa adhirió a los planteos de la fiscalía.

Arrondo, por su parte, comenzó diciendo: «Vamos a rebatir la acusación. Hubo un reintegro de 32.000 pesos que marca la pauta de que esto se trató de un préstamo por adelanto de remuneraciones, pero no es una estafa. Esta situación era algo repetido, común en el tiempo no solo con Olguín». Planteó que esos «adelantos» se otorgaban tanto a los médicos como a los empleados.

«El Colegio Médico no es una entidad con fines de lucro pero siempre trataba de brindar ayuda a médicos y empleados. Hablan de que no hubo ninguna autorización. Es falso. Eran créditos informales. ¿Y quién estaba al tanto? El secretario de Finanzas, el doctor Garate», añadió Arrondo.

El abogado defensor manifestó que el problema radicaba en la mala relación que Olguín mantenía con el entonces presidente del Colegio Médico que consta «en la causa de despido». «Había una pésima relación con Martínez. Esto no justifica una denuncia penal. Tampoco hubo un daño patrimonial«, expresó y se mostró sorprendido por el tiempo en que se demoró en radicar la denuncia. Planteó que Olguín fue despedido en septiembre del 2019 y la denuncia se efectuó «recién en diciembre».

Este lunes comenzó el juicio por los hechos que se sucedieron entre noviembre del 2011 y julio del 2019. Foto: Chino Leiva

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios