Un amparo develó la crisis en el hospital de Cipolletti: no tenían ni aspirinetas

Una mujer que cursa un embarazo de alto riesgo debió recurrir a la justicia para que el sistema de salud pública de Río Negro le garantice una medicación esencial para continuar con la gestación. 

Una mujer de Cipolletti que cursa un embarazo de alto riesgo debió recurrir a la justicia para que el sistema de salud pública de Río Negro le garantice una medicación esencial para continuar con la gestación. Del fallo judicial se desprende que el hospital de Cipolletti no le entregó ni siquiera una tableta de aspirinetas que forma parte del cóctel de fármacos que la amparista debe ingerir para continuar con su tratamiento.

Incluso el médico que atiende a la mujer, ante la falta de suministro de la medicación, gestionó personalmente en el nosocomio de Fernández Oro para no interrumpir el proceso que pone en riesgo la vida de la mujer y del feto.

El 23 de enero pasado una mujer presentó un recurso de amparo ante la justicia por la falta de suministro de varios fármacos que debe consumir; entre ellos enoxapirina 0,4 ml (40MG) por 30 unidades, ácido fólico 5 mg por 30, sulfato ferroso por 30, aspirineta 100 mg por 30 y calcio por 30.


En la demanda la amparista refirió que se encuentra cursando un embarazo de alto riesgo (23 semanas en ese momento) porque padece una trombofilia y presión alta “motivo por el cual le fue recetada por su médico tratante Rómulo Valladares dicha medicación en el mes de diciembre” .


La mujer solicitó la medicación el 12 de diciembre pasado pero desde el hospital solo le entregaron 20 inyecciones de enoxaparina y el resto de la medicación excepto el ácido fólico. Explicó que no puede dejar de colocarse la inyección diariamente de enoxaparina “en razón de la trombofilia que padece y que no puede comprarla, atento el elevado costo”.

El recurso de amparo reveló las idas y vueltas que tuvo afrontar la mujer sin conseguir el total de la medicación prescrita. Entre el 12 y el 23 de enero se cruzaron varias comunicaciones con el centro de salud que informó que los fármacos estaban a disposición, sin embargo, no le suministraron la enoxaparina que debe inyectarse diariamente.

Finalmente el 24 de enero la jueza de Familia de Cipolletti Gabriela Lapuene hizo lugar al recurso de amparo e intimó al ministerio de Salud de la provincia que arbitre los medios necesarios para garantizar suministro de medicamentos de forma “en forma continuada e ininterrumpida” en un plazo no mayor a 72 horas.

La magistrada le explicó a la amparita que en caso de un nuevo incumplimiento deberá presentar en la causa un letrado patrocinado: “En caso de no contar con abogado particular de su confianza, podrá solicitar asesoramiento y representación gratuita ante el CADEP de ésta Circunscripción Judicial”.

El sistema de salud pública provincial atraviesa una grave crisis de larga data pero que se profundizó en los últimos meses. A principio de año este medio publicó un informe sobre la falta de medicamentos e insumos en todos los servicios provinciales. En ese momento el gobierno informó que inyectó 3.700 millones de pesos y que los hospitales rionegrinos “están recibiendo nuevamente medicación y elementos”.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios