La aventura posible de «cazar» dinos por un día

Además, el lago invita a refrescarse con un chapuzón. Los turistas hacen su experiencia en Los Barreales.

NEUQUÉN (AN).- A la vera del lago Los Barreales, desde hace seis años, un equipo de profesionales trabaja en el rescate de huesos de dinosaurios enormes y pequeños, herbívoros y carnívoros. Y también de peces y plantas de unos cien millones de años, y también cocodrilos y reptiles voladores.

El proyecto Dino está en marcha y junto al lago -a unos 80 kilómetros de Neuquén- se puede participar de la aventura del rescate, ver el trabajo de limpieza de fósiles o recorrer la exhibición de los huesos que corresponden a varios de los dinos más importantes hallados en la región, que bien podría ser bautizada el país de los dinosaurios.

Pero no sólo hay dinos en este paseo, pues por estos días de poca agua junto a lago Los Barreales se han formado varias pequeñas playas donde es posible un oportuno chapuzón y hasta algunos arbolitos dan sombra en este escenario que en verano arde hasta entrada la noche.

«La visita guiada dura más o menos algo más de una hora y media; hay en el campamento un lugar donde la gente se puede quedar a comer algo que haya traído o a tomar unos mates pero el que quiere, como lo hacen muchos, se puede ir hasta las playas del lago», explicó el paleontólogo Juan Porfiri, uno de los investigadores que conforma el equipo que encabeza Jorge Calvo.

«Neuquén es uno de los sitios paleontológicos más importantes a nivel mundial sobre todo si hablamos de dinosaurios. En la costa norte de Los Barreales, existe un

gran yacimiento paleontológico donde todos los días del año se rescatan restos fósiles de dinosaurios, plantas y otros vertebrados fósiles. Este sitio es único en América del Sur porque muestra a los visitantes los trabajos de res

cate de dinosaurios «in situ»», destacó Porfiri.

Es que en los últimos años, lo que fue un campamento junto a Los Barreales se ha transformado en un complejo científico abierto y preparado para recibir turistas.

«Se puede ver cómo se preparan los restos y hay una sala de exhibición con los huesos originales que allí se han ido rescatado en los últimos años», comentó el investigador.

 

Tesoros paleontológicos

 

Entre los tesoros paleontológicos se pueden mencionar el Futalognkosaurus dukei, uno de los dinosaurios más grandes que habitaron el planeta.

Otro importante hallazgo es el Megaraptor namunhuaiquii, un gran dinosaurio carnívoro con garras de más de 45 centímetros de largo en sus manos y Unenlagia paynemili, un verdadero eslabón perdido entre los dinosaurios y las aves actuales.

La sala de exposición cuenta también con fósiles que han sido rescatados en los últimos 20 años de la ciudad de Neuquén y el interior de la provincia.

En el Centro Paleontológico Lago Barreales (CePaLB) se desarrolla el Proyecto Dino que depende de la Universidad Nacional del Comahue, no solo tiene como objetivo el rescate y estudio de dinosaurios patagónicos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios