La Cámara procesó al maquinista

Archivo

La Cámara Federal porteña advirtió que el tren que chocó contra el paragolpes del andén 2 de la estación de Once el 22 de febrero último, había ingresado a la cabecera a una “velocidad superior” a la permitida, con el dispositivo de seguridad “hombre muerto” desactivado y “en el mejor de los casos” con una “aplicación tardía” del freno por parte del maquinista Marcos Córdoba. Por ello revocó su sobreseimiento y lo procesó por “estrago culposo” aunque en el fallo se advirtió que todo esto sucedió por una serie de factores sobre los que advirtió a los gremios y a la Secretaría de Transporte de la Nación. Además encomendó al Estado Nacional atender todas las necesidades de las víctimas y sus familiares, al recordarle que el Estado es el propietario de los trenes. Los camaristas aludieron a la “particular forma de asignación de los turnos, donde la elección del horario de trabajo se realiza según las preferencias de los conductores más antiguos, quienes escogen aquellas jornadas de menor conflictividad en lo que hace a la cantidad de pasajeros transportados”. Además se mencionó una “informal comunicación con los puestos de control a través de la cual se transmiten inconvenientes de toda magnitud -desde necesidades de aseo en los vagones hasta dificultades con los frenos-, que a su vez son resueltos con el mismo nivel de precariedad, dejan ver que lo que algunos consideran desprolijidades, son en realidad formas inadecuadas y peligrosas de gerenciamiento…”. (Télam)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora