“La cantidad de crímenes no es alarmante”

Dijo que la tasa es similar a las deEuropa y Canadá.

DyN

El juez de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni advirtió ayer que las cifras de homicidios dolosos en la Ciudad Autónoma y Gran Buenos Aires “no son alarmantes” y se concentran en la medialuna sur de la ciudad, especialmente en los barrios de viviendas precarias.

Excluyendo esas zonas, los índices de homicidios dolosos están apenas por encima de la media de Europa o Canadá, que son los “objetivos a alcanzar” por la política criminal en la Argentina.

Al presentar una nueva “investigación exploratoria sobre el número y las características de los homicidios dolosos registrados durante el año 2012”, elaborado por un organismo de la Corte que está a su cargo, Zaffaroni exclamó que “hay un sueño que no puede cancelar ninguna dictadura: el derecho a soñar”.

Acompañado por su colega Juan Carlos Maqueda y por el ministro de Seguridad de la Nación, Arturo Puricelli, Zaffaroni aseveró que “algunos datos en los que la opinión pública cree son falsos”, y en ese contexto afirmó que “no hay un número alarmante de homicidios en el Gran Buenos Aires”, que es “un poco más que en la capital federal”.

En la capital federal y el Gran Buenos Aires más La Plata se registraron 986 homicidios en 2012, lo que lleva la tasa a 6,86 por cada 100.000 habitantes, una proporción que –según el juez– es “baja” y “similar” a la de Uruguay o Chile, aunque alta en comparación con Europa o Canadá.

Pero excluyendo las zonas indicadas como “calientes” en el “mapa de calor” del estudio, que coinciden con los barrios de viviendas precarias, la tasa se sitúa en poco más de tres por cada 100 mil habitantes, apenas por encima de los guarismos de Europa o Canadá, destacó.

Zaffaroni también aclaró que “la incidencia de los menores inimputables en la cantidad de homicidios es muy baja”, y la cuantificó en el “uno por ciento en la capital federal y dos por ciento en el conurbano”.

En ese mismo contexto, denunció que persisten las “comunidades estigmatizadas”, y entre ellas identificó a la boliviana, a menudo discriminada pese a que “no hay ni un solo homicida boliviano en todo 2012, aunque sí algunas víctimas de esa nacionalidad”.

Por primera vez, el estudio que realizan profesionales del Instituto de Investigaciones Penales de la Corte, abarcó la totalidad del conurbano bonaerense y enfocó el análisis a las zonas en las que se producen la mayor cantidad de homicidios dolosos.

(DyN y AFP)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios