Las Madres de Plaza de Mayo ofrecen su archivo de la memoria

Lo tienen en el barrio Progreso, donde acopiaron información periodística y documental sobre la represión durante el gobierno militar.

Recortes periodísticos, fotos, videos, afiches, revistas, copias de las sentencias de los juicios de La Escuelita que funcionó en el batallón de la ruta 22 y una nutrida documentación de diverso tipo conforman el archivo de la Casa de las Madres de Plaza de Mayo de Neuquén y Río Negro.

La tarde del jueves, con la presencia de referentes de diferentes entidades sociales, políticas, gremiales y estudiantiles, se celebró el noveno aniversario de la llamada “Casita de la Madres”, que funciona en Mascardi 55, en el barrio Progreso de esta ciudad.

“Creemos que hemos cumplido el objetivo que nos propusimos al llegar a los nueve años de nuestra casita”, dijo Inés Ragni, quien junto a Lolín Rigoni son quienes identifican en centro de documentación, no sólo porque iniciaron el acopio del material, sino porque son las encargadas de difundirlo en lugar donde se las convoque, en modo particular en las escuelas, entidades barriales y universitarias.

“La emoción más grande que podemos tener es seguir recordando a todos aquellos que hoy no están. Estamos sembrando y con la esperanza que sea en tierra fértil y esta lucha siga para que no se repitan los hechos de secuestros, torturas y desapariciones sufridos en el país”, agregó Inés.

“Levantar una bandera era muy fácil, lo difícil es sostenerla. Bueno, nosotras estamos felices porque sembramos y eso tiene mucho valor y disfrutamos esta tarea que hacemos”, dijo por su parte Lolín.

Añadió que “recordamos a quienes les arrebataron la vida, pero no sólo eso le arrebataron, sino todo lo que la vida les podía dar. Porque esos compañeros que recordamos tenían proyectos que no pudieron cumplir, alegrías que tampoco pudieron compartir. Eso no se puede permitir que nos vuelva a suceder. Por eso estamos acá y agradecemos que nos acompañen”, dirigiéndose a quienes las acompañan en la tarea.

Recordaron que en los primeros tramos de la “Casita” comenzaron recortando cuanto artículo se publicara en los diarios zonales y los principales de Buenos Aires –”Clarín”, “La Nación”, “Página/12”– sobre la lucha por derechos humanos y en particular respecto de la represión de la dictadura militar del 76.

Ahora mucho de la tarea se simplifica con la incorporación de los soportes digitales. “Todo está a disposición de quienes lo pidan, sólo que deben consultarlo aquí, porque no permitimos que sean retirados”, aclaró Inés.

No obstante, destacó que sólo es necesario avisar a los teléfonos 4466100 -el suyo- o el 4481763 -de Lolín- y coordinar el día y horario de la visita.

Al principio realizaron el recorte de notas publicadas en diarios, pero luego incorporaron soportes digitales que facilitaron la tarea.

“Levantar una bandera era muy fácil, lo difícil era sostenerla. Estamos felices porque sembramos y eso tiene mucho valor”.

Lolín Rigoni es integrante de la asociación Madres de Plaza de Mayo.

Datos

Al principio realizaron el recorte de notas publicadas en diarios, pero luego incorporaron soportes digitales que facilitaron la tarea.
“Levantar una bandera era muy fácil, lo difícil era sostenerla. Estamos felices porque sembramos y eso tiene mucho valor”.

Con el apoyo de referentes de diferentes entidades sociales, políticas, gremiales y estudiantiles, las Madres de Plaza de Mayo de Neuquén y Río Negro celebró la tarde del jueves el noveno aniversario de la la “Casita de la Madres”, que funciona en Marcardi 55, en el barrio Progreso de Neuquén.

Las Madres, Inés Ragni y Lolín Rigoni, destacaron el compromiso de seguir luchando en busca de la verdad sobre la violación de los derechos en la dictadura militar del 76. “Creemos que hemos cumplido el objetivo que nos propusimos al llegar a los nueve años de nuestra casita”, expresó Ragni.

Destacó que en la casa ofrecen a los interesados material de archivo sobre las actividades de la entidad, desarrolladas a lo largo de más de treinta años. “La emoción más grande que podemos tener es seguir recordando a todos aquellos que hoy no están. Estamos sembrando y con la esperanza que sea en tierra fértil y esta lucha siga para que no se repitan los hechos de secuestros, torturas y desapariciones sufridos en el país”, agregó.

Por su parte Lolín Rigoni vuelve a recordar la memoria de los que ya no están: “Recordamos a quienes les arrebataron la vida, pero no sólo eso le arrebataron, sino todo lo que la vida les podía dar. Porque esos compañeros que recordamos tenían proyectos que no pudieron cumplir, alegrías que tampoco pudieron compartir. Eso no se puede permitir que nos vuelva a suceder. Por eso estamos acá y agradecemos que nos acompañen”, señaló Lolín. Añadió además que: “Levantar una bandera era muy fácil, lo difícil es sostenerla. Bueno, nosotras estamos felices porque sembramos y eso tiene mucho valor y disfrutamos esta tarea que hacemos”.


Temas

Neuquén

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios