La coima de Thales se pagó en bancos de EE. UU.

Los 25 millones en coimas fueron pagados al gobierno de Menem a cambio de la privatización del espacio radioeléctrico que se adjudicó la firma francesa. Moneta, en las transferencias.

GINEBRA.- Cuentas bancarias cifradas en Estados Unidos fueron las destinatarias de 25 millones de dólares en coimas pagadas por el grupo francés Thales a cambio de la privatización del espacio radioeléctrico firmada por Carlos Menem en 1997.

Así consta en el expediente de la quiebra de la intermediaria de esa operación, la financiera Finego de Ginebra. Este nuevo elemento complica la situación de Carlos Menem, quien ya eludió varias citaciones judiciales en la Argentina y ayer declaró en Chile que afrontará las causas judiciales en la Argentina cuando lo considere oportuno y en un país «donde existan las garantías suficientes» (Ver recuadro).

El expediente de la quiebra de Finego de Ginebra revela que las coimas fueron pagadas en cuatro banco neoyorquinos en varias tandas, incluyendo dos grandes pagos y luego cuotas hasta completar los montos.

Thales Argentina fue la ganadora de una concesión cuya función era monitorear el uso del espacio radioeléctrico por todas las radios del país y asistir a las fuerzas de seguridad, cobrandoles la tasa de uso a los usuarios privados como radiotaxis, telefonía, radioenlace y radioaficionados. La privatización fue anulada por el gobierno de Kirchner hace un par de meses, luego de que la empresa hubiera cobrado ya el monto del canon por mas de 1.000 millones de pesos, de acuerdo a algunas versiones.

La fiduciaria Finego fue contrata por Thales -una multinacional de origen francés en los ramos de electrónica y armamentos- para colaborar con la puesta en marcha la concesión en Argentina, pagando incluso comisiones ocultas en el extranjero según surge ahora de los papeles de su quiebra tramitada en tribunales helvéticos.

Los expedientes revelaron que, además de asesorar a su mandante en cuestiones financiera, Finego se encargó de recibir remesas de dinero en cuentas de la UBS y otros bancos de Ginebra, por sumas mensuales variables en dólares, enviadas por «Thompson Spectrum Internacional», con sede en Amsterdam. Tras deducir una comisión del 3%, la fiduciaria ginebrina cumplía con instrucciones que le enviaba Thales-Buenos Aires y/o Thales-Montevideo, destinando la casi totalidad de los fondos recibidos de Holanda a cuentas numeradas en EE.UU.

El hecho de que se trate de cuentas numeradas impidió hasta ahora conocer quiénes eran sus titulares, pero la justicia suiza ya determinó que el dinero fue derivado a cuatro bancos de Nueva York y Filadelfia. Se trata de los bancos Citibak, Bank of New York y el Brown Brother Harriman y del First Union Nacional Bank de Filadelfia, quienes en el marco de una investigación judicial podrían revelar los titulares de dichas cuentas.

Los expedientes ginebrinos revelan que todas las transferencias se realizaron entre l997 y 1999, en dos grandes operaciones de 10 millones de dólares cada una y el resto en cuotas hasta completar la cifra de 25 millones.

Entre los administradores de Thales-Amsterdam en la fecha de las transferencias se destaca el argentino Jorge Neuss, un amigo personal de Carlos Menem -con quien compartía tardes de golf- y del banquero Raúl Moneta.

(Télam)

Nota asociada: «Me tienen miedo»  

Nota asociada: «Me tienen miedo»  


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora