La devaluación dejó a pie a policías rionegrinos

Las comisarías tienen entre 30 y 40% menos para combustibles.

Los vehículos policiales fuera de servicio se amontonan en dependencias viedmenses.
VIEDMA (AV).- La devaluación y el aumento de los precios limitó -aún más- la operatividad de la Policía rionegrina. Las comisarías disponen de un 30 a 40 % menos de combustible y los patrulleros importados quedan parados por los costos de repuestos dolarizados.

Entre el 40 al 50 % de los Chevrolet Monza están inactivos por el propio desgaste por su antigüedad o por el valor actual de las reparaciones. En general, cerca de un centenar de unidades están fuera de servicio. La Policía está finalizando un expediente para sacar a remate la mayoría de esos vehículos, conjuntamente con una veintena de motos Kawasaki 1000.

El ministro de Gobierno, Esteban Rodrigo afirmó que la devaluación impactó en la operatividad de la Policía, aunque destacó que se están sumando más recursos. «Ya existió un primer aumento del cupo» y «estamos más cerca a los litros que se disponía el año pasado», expresó.

Este incremento corresponde especialmente para la compra de combustible. La jefatura dispone de 240 mil pesos mensuales para la operatividad policial, un 20 % más que en el 2001. El cupo de combustible era el año pasado de casi 90 mil pesos y se incrementó a 115 mil pesos, es decir, casi el 28 %.

Esta suba está muy lejos del aumento real de los precios de los combustibles. En igual plazo, el litro de gasoil pasó de 0,624 pesos a 1,315 pesos, que representa más del doble (110 %). Así, la policía perdió una disponibilidad del 40 % en relación a la cantidad de ese combustible que se podía comprar anteriormente.

La mayoría de los patrulleros son gasoleros, pero también hay unidades a nafta. Por eso, vale también otra comparación. El litro de la nafta común era de 0,998 pesos y actualmente es de 1,699 pesos, equivale a un incremento del 70 %.

Rodrigo resaltó que se está convocando a licitación para comprar seis camionetas para la Línea Sur. Esta incorporación estaba programada para fin del año pasado pero la devaluación frustró la adquisición aunque la operación ya estaba prácticamente concretada. Aquella compra alcanzaba a 10 camionetas y, ahora, pese al mayor esfuerzo de recursos, sólo podrán comprarse seis unidades. (ver recuadro)

Los repuestos

La Policía dispone de 301 vehículos. La mayoría son los Chevrolet Monza importados (dos centenares originalmente). Para sus reparaciones, la devaluación del peso determinó serios encarecimientos y complicaciones para conseguir los repuestos.

Varios móviles ya estaban fuera de servicio. Suman ocho años de antigüedad y no eran pocos los que ya estaban en desuso. Pero, en los últimos meses, se acumularon las unidades detenidas porque no hay recursos para sus reparaciones y repuestos, actualmente dolarizados.

El Director de Logística y Finanzas de la Policía, comisario general Alberto Blas Quinteros resaltó el incremento del cupo presupuestario, pero igualmente reconoció que el mayor efecto de la devaluación impactó en los Monza. Estimó que entre un 40 y 50 % de esos patrulleros están fuera de servicio pero explicó que un buen porcentaje responde a la antigüedad del modelo.

Ya así entre 80 a 100 unidades están excluidas del funcionamiento policial, que equivale del 25 al 30 % del total del parque. Quinteros aclaró que generalmente se tratan de cuestiones temporarias.

En relación con los precios, el jefe policial ejemplificó que la rectificación de un motor de un Monza tiene un costo 3.500 pesos cuando igual trabajo en un Renault 19 oscila de 1.200 a 1.500 pesos

Mientras tanto, Rodrigo aseguró que se prevé «seguir asignando recursos, porque para la prevención es necesario mejorar el aporte para combustible». Afirmó que el impacto del aumento de los precios en Bariloche fue más importante ya que se eliminó también el beneficio impositivo.

Una compra más reducida

El ministro de Gobierno, Esteban Rodrigo confirmó que la Policía comprará en los próximos meses seis camionetas para la Línea Sur.

En realidad, esa incorporación casi se concretó el año pasado, pero se derrumbó con la devaluación.

Los 346 mil pesos destinados a la compra de 10 camionetas en el 2001 sólo permiten por estos días adquirir seis unidades policiales, aunque la Jefatura está dispuesta a sumar algunos recursos más del Fondo de Reequipamiento.

El fracaso de la operación es toda una historia en si misma.

En octubre pasado, la empresa Nippon Car de General Roca había sido adjudicada para la venta a la policía de Río Negro de 10 vehículos 4X4 Toyota, pagaderos en ocho cuotas iguales.

La demora en los trámites gubernamentales derivó en que recién en diciembre -en plena crisis institucional y financiera del país- se contara con las órdenes de pago para concretar esa operación. Con la convertibilidad jaqueada, según se supo, la empresa habría sugerido un pago al contado para sostener el precio original. La Policía no habría aceptado por recomendación de la Fiscalía de Estado.

Ese organismo de control dictaminó que la empresa debía respetar la cotización inicial. Igualmente, la operación no se concretó. Aquel monto servirá ahora para llamar a otra licitación, pero la disponibilidad sólo alcanzará para seis camionetas.

Según fuentes del gobierno, la Fiscalía de Estado pretendería que la diferencia se reclame judicialmente a la empresa roquense. (AV)

Paradas fijas

«La solución es hacer paradas con móviles fijos», delineó como estrategia un jefe de unidad policial. El estacionamiento de los patrulleros es un método cada vez más generalizado en Río Negro. Es obvio que esa determinación responde a la escasez de recursos para el combustible.

«No queremos llegar a lo que ocurre en Buenos Aires donde los particulares aportan para que pase la ronda policial», agregó el oficial.

A pesar de la opinión en algunas comisarías, la jefatura policial asegura que incrementó el cupo operativo. Por ejemplo, el comisario general Quinteros destacó que la Primera de Viedma recibía 2.900 pesos mensuales y se aumentó a 3.550 pesos, es decir, el 22,5 %.

«Hay que hacer malabarismos para estar en funcionamiento. Los sumarios se hacen en papeles escrito del reverso» ya que son hojas usadas de formulario continuo, se quejó otro oficial rionegrino. (AV)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora