La duda del gobierno: el rol de Boudou

El vicepresidente Amado Boudou arribó anoche al país proveniente de Brasil, donde participó en los últimos días de diversas actividades, y tenía previsto viajar a Francia. Sin embargo, la repentina enfermedad de la presidenta podría obligar a que asuma el mando, aunque en el gobierno había dudas sobre el rol que ocuparía el vicepresidente, que arrastra con una mala imagen por denuncias de corrupción, en plena campaña electoral. La recomendación médica de reposo a la presidenta se extendería hasta el 5 de noviembre, tras los comicios legislativos del 27 de octubre. Pero anoche el vocero oficial no informó si Cristina Fernández tomará licencia durante el reposo indicado, lo que –de ser así– dejaría la presidencia a cargo de Boudou. O si por el contrario, cumpliría el reposo manteniendo su rol. El secretario Legal y Técnico de la presidencia, Carlos Zanini, buscaba anoche fórmulas en las cuales Boudou pudiera asumir un rol limitado, aunque esto no sería legalmente posible. El artículo 88 de la Constitución nacional es taxativo: “En caso de enfermedad, ausencia de la Capital, muerte, renuncia o destitución del presidente, el Poder Ejecutivo será ejercido por el vicepresidente de la Nación”. Esta transición opera de pleno derecho, es decir que ni siquiera es necesario conformar un acto legal expreso para que el vicepresidente asuma el poder. “Desde que comienza la licencia médica de Cristina hasta que finalice, a todos los efectos, Boudou será el presidente”, dijeron constitucionalistas a “La Política Online”.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios