La economía de EE. UU., imparable

Los mercados estadounidenses volvieron ayer a agitarse por el temor a una nueva suba de tasas de la Reserva Federal. Sucede que los últimos datos demuestran que la economía creció en el segundo trimestre un 5,2%, un ritmo mucho más acelerado de lo esperado, aunque por ahora con baja inflación.

Washington (Télam-SNI).- La política monetaria de altas tasas de interés del presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Alan Greenspan, no logró desacelerar la marcha de la locomotora estadounidense, que en el segundo trimestre del año anotó un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) del 5,2%.

Después de un crecimiento del 4,8 por ciento en el primer trimestre, la mayoría de los analistas esperaba que los aumentos de interés aprobados por la Reserva Federal frenaran el crecimiento a un ritmo del 3,6% entre abril y junio.

Sin embargo, el Departamento de Comercio estadounidense anunció un crecimiento del 5,2%, dato que alertó a los mercados ante la posibilidad de que la Reserva Federal decida una nueva suba de las tasas de interés y afectó la operación de los mercados neoyorkinos.(ver aparte)

La economía estadounidense se aceleró en el segundo trimestre, alimentada por fuertes inversiones en negocios, el gasto estatal y la ampliación de inventarios, a medida que la expansión económica récord continuó, lo que desafía las expectativas de un enfriamiento, informó el viernes el gobierno de Bill Clinton.

Los inversores temen que la persistencia de presiones inflacionarias lleven a la Reserva Federal a otra ronda de aumento de las tasas en su próxima reunión de agosto, que sería la séptima en un año.

El dato difundido ayer por el Departamento de Comercio confirma que sigue sin atisbos de cambio el período de nueve años consecutivos de crecimiento en la economía estadounidense, con niveles mínimos de inflación, lo que mantiene perplejos a los economistas más tradicionales y satisfechos a los que pregonan el nacimiento de una «nueva economía».

Como consecuencia, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 30 años, que se mueve en forma opuesta a su precio, aumentó a 5,787% contra 5,765% antes del anuncio del aumento del PBI.

Los informes del gobierno en los últimos dos meses habían mostrado una desaceleración y habían planteado esperanzas de que la economía estadounidense tendría un aterrizaje suave sin la necesidad de ulteriores medidas de la Reserva Federal para restringir el crédito.

Pero los informes también indican que la inflación permaneció en caja en el período, que se situó en 2,3% en el segundo trimestre, contra 3,5 % en el primer trimestre.

El índice de gastos en el consumo personal, una medida que la Reserva Federal observa con más atención aún que el PBI, subió un 2,3% en el segundo trimestre, después de un incremento del 3,5 % entre enero y marzo.

La Reserva Federal aprobó desde junio de 1999 seis incrementos de las tasas de interés para impedir que el robusto crecimiento económico genere presiones inflacionarias y el Comité de Mercado Abierto de la entidad se reunirá nuevamente el 22 de agosto.

El crecimiento económico acelerado ocurrió aún cuando el gasto de los consumidores creció apenas un 3% en el segundo trimestre, comparado con una tasa del 7,6% en el primer trimestre, la más alta en 17 años.

Desplome en las Bolsas

NUEVA YORK (Reuters).- Las acciones se desplomaron ayer y llevaron al Nasdaq a una baja de casi cinco por ciento, cuando datos sobre la solidez de la economía estadounidense renovaron el temor de que la Reserva Federal suba nuevamente las tasas de interés.

El informe del gobierno fue como una bomba para los inversores. «Nos llegó esta fuerte cifra del PIB que realmente no hizo que la gente saliera corriendo a comprar acciones», dijo Guy Truicko, de Unity Management.

Las acciones tecnológicas fueron golpeadas por segundo día consecutivo en medio de la preocupación de que el sector esté sobrevaluado El índice tecnológico Nasdaq se desplomó un 4,66%.

Por su parte, el índice industrial Dow Jones bajó 0,71%. Los mercados latinoamericanos sintieron el sacudón: en Brasil el Bovespa cayó un 3,76% y Buenos Aires un 2,28%.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios