La energía de Torito Freak

Si algo caracteriza a Torito Freak es la energía y la comunicación con su público. Y en la madrugada de ayer lo demostraron una vez más. La excusa fue, después de casi cinco años de tocar juntos, presentar su primer CD, «Desparrama alegría».

Casa de la Cultura fue el lugar para que una vez más, la banda roquense ratificara el fuerte vínculo con su gente. La medianoche había pasado hacía ya 40 minutos cuando el grupo integrado por Renzo Alvarez en voz, Cuky Alvarez en coros y guitarra, Martín Zárraga en primera guitarra, Fernanda Archango en coros y voz, Gustavo Gianinni en bajo y Diego de la Vega en batería, salió a escena.

Una importante cantidad de público respondió a la invitación de corear y bailar los temas de esta banda que hace del funk y la música disco, su razón de ser.

El recital arrancó con «123», siguió con «Aburrida» y «Mundo de soles». Promediando la primera parte del show llegó uno de los mejores momentos de la noche con «Llaves», con Felipe Fernández en flauta traversa. Fernández fue uno de los primeros integrantes de la banda, cuando Renzo Alvarez y Fernanda Archango vivían en España, y plantaron la génesis de lo que hoy es Torito Freak.

Tras ocho temas, llegó un receso y, tras la vuelta, pocos pudieron quedarse quietos. Era la hora de bailar y para eso nada mejor que apelar a covers como «Love is in the air», «I love you baby» o «Last Train to London», cantados por Archango y Alvarez.Cada banda tiene «su» canción y, en este caso, Torito Freak también tiene un riff de guitarra: «Tiempo de más» es la canción que sus seguidores esperan cada recital y que comienza con la guitarra punzante de Zárraga. El tema unió a los músicos y su público en un ritual de palmas y movimientos frenéticos. Tras una hora y media de funk y soul, llegó el final, con una nueva y potente versión de «Llaves» en los bises.

Minutos después, en el camarín, llegaron algunas reflexiones de los músicos. «Sacar el disco nos costó mucho y es el cierre de una etapa», dice Cuky Alvarez. Ahora, afirman, llega el tiempo de empezar a trabajar en las nuevas canciones. Pero los músicos no se olvidan de lo que costó llegar a este CD, por el que muchas veces tocaron gratis. «Lo importante es dejar algo», dice Renzo sobre el disco. Y también es importante, como dice su hermano Cuky, que cada vez que «tocamos, nos divertimos mucho». Tanto, seguramente, como el público que ayer los aplaudió en Casa de la Cultura.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora