La Feria, atravesada por la sombra de Internet

Sí, se trata de una nueva edición de la Feria del Libro, pero la tecnología es abrumadora. El histórico encuentro está cubierto por el manto de Internet. El libro pasado por el cuerpo de las páginas web es una realidad. Computadoras e internautas se regodean entre los stands.

Si bien Internet y las nuevas tecnologías ya habían ingresado en la Feria del Libro desde mediados de los 90, esta edición de la muestra confirma que en el futuro no habrá mercado del libro sin un puntocom que complemente la letra impresa sobre el papel.

«Esta edición merece ser bautizada como laferiadellibro.com», ironizó una de las más antiguas empleadas de la Fundación del Libro, que durante años transitó por el antiguo escenario del Predio Municipal de Exposiciones.

Por ejemplo, las tradicional librería Fausto de la calle Corrientes, este año se presenta en la Feria del Libro como WWW.Fausto.com, tal como se destaca en el portal de ingreso a su stand. El lector tradicional también sentirá desconcierto cuando ingrese al hall del nuevo escenario de la Feria del Libro en el predio de la Sociedad Rural de Palermo. Por primera vez no hay libros en exhibición ni murales con fotos de escritores. Tampoco el retrato en blanco y negro de Cervantes, que fue durante mucho tiempo la síntesis de la muestra.

Esta vez, el visitante ingresará a un amplio hall de columnas de aluminio y mullidas alfombras en que aparecen los stands de Banco de la Provincia de Buenos Aires, Máxima, Movicom-Bell South, Telecom, Microsoft, La Caja y Citroën, que además exhibe dos automóviles. Podría ser un congreso de financistas, banqueros o empresarios exitosos.

Pero es la Feria del Libro, que espera al término de ese circuito comercial.

En los pabellones, más amplios y cómodos que en el reducto anterior del Predio Municipal, las computadoras son las vedettes entre tantos libros de papel. Los jóvenes, como si se hubiesen saltado una etapa, la del «Quijote», van detrás del puntocom eludiendo las mesas repletas de textos.

Uno de los stands más concurridos es «El Espacio Joven», donde hay terminales de computación y filas de jóvenes que se apretujan a la espera de una pantalla.

El stand de la Presidencia de la Nación ofrece 60 computadoras con acceso gratuito a Internet. La modernidad convive con sillones de robles donde se posaron presidentes que aparecen en ódentes.

Este año también se incorporaron como motivo de atracción las teleconferencias, que patrocinadas por Musimundo acercarán la voz y la imagen de Isabel Allende, Mario Benedetti, Angeles Mastretta y finalmente, el domingo 7 de mayo, de Ernesto Sábato desde su casa de Santos Lugares. Para aquellos que no puedan asistir o no puedan ingresar a la sala por falta de espacio, las teleconferencias serán transmitidas simultáneamente a través de musimundo.com.

Broli.com también hizo su debut en la Feria del Libro. Se trata de una empresa con sede en Delaware, Estados Unidos, y oficina central en Miami. Pero su oferta apunta a libros raros, de colección y usados a precio de oferta para el mercado argentino. «Nuestro cliente es toda aquella persona que alguna vez haya leído un libro prestado», sostiene Roberto Werner, uno de sus directivos, algunas vez personal de dirección en el Citibank, Merril Lynch y el banco HSBC.

¿Llegará un Alberti.com?

Entre las ofertas de Broli.com, figuran obras de Guillermo Hudson en inglés y castellano, «Instrucción del Estanciero» de José Hernández, el autor del Martín Fierro, escrito en 1882 y dedicado a Dardo Rocha, libros del poeta español Rafael Alberti, libros y bandos de la primera imprenta argentina, la de los Niños Expósitos, de fines del siglo XVIII, y las primera ediciones aparecidas en la Argentina de Borges, García Márquez, Roberto Arlt y Ricardo Molinari. ¿Sería correcto hablar de Alberti.com o Arlt.com?.

Tantos puntocom explican otro fenómeno. El primero de mayo comenzará en Buenos Aires el Congreso de la Unión Internacional de Editores. Esos señores que en otros tiempos sabían del precio del papel, la importancia de la distribución, practicaban las relaciones públicas con los libreros y discutían condiciones y contratos con los autores.

En este congreso participará, por ejemplo, Dick Brass, vicepresidente de Microsoft, empresa que pidió especialmente figurar entre los panelistas.

Y también Joseph Jacobson, del MIT de Estados unidos y pionero del libro electrónico. Es decir del libro.com. (DyN)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora